100% renovables, la opción más barata para América del Sur

LUT wind mill. Photo Teemu Leinonen

Una investigación realizada por la Universidad Tecnológica de Lappeenranta y el Centro de Investigación Técnica de Finlandia VTT Ltd. han demostrado que un sistema eléctrico basado 100% en energías renovables es la mejor opción, desde el punto de vista económico, para producir electricidad en América del Sur y se puede lograr para 2030 sin necesidad de altas capacidades de almacenamiento de energía.

América del Sur es una de las regiones más prometedoras del mundo para completar una transición a un sistema eléctrico basado en 100% en renovables. La región posee un conjunto único de recursos renovables, alojando uno de los emplazamientos de mayor potencial eólico del mundo, el desierto de La Patagonia, el de mayor potencial solar, el desierto de Atacama, con un nivel de biomasa sostenible muy alto y fuertes capacidades de energía hidroeléctrica en operación.

FuturENERGY
Por estas razones, el coste de la energía eléctrica producida por un sistema basado en 100% en renovables varía entre 47 y 62 €/MWh dependiendo de las suposiciones utilizadas. En comparación, otras opciones que incluyen nuevas instalaciones nucleares y centrales termoeléctricas de gas natural con captura y almacenamiento de CO2, generarían un coste de energía entre un 75%-150% superior al coste de generación mediante renovables.

El sistema 100% renovable estaría constituida de 415 GW de solar fotovoltaica, 144 GW de hidroeléctrica, 69 GW eólicos, 39 GW de centrales hidroeléctricas a paso de río, 17 GW de centrales termoeléctricas de biogás y 4 GW de centrales termoeléctricas de biomasa. La abundancia de potencial eólico y solar así como el alto nivel de capacidad hidroeléctrica facilita un sistema sin necesidad de almacenamiento de energía. Las presas hidroeléctricas pueden ser utilizadas como baterías para almacenar la energía solar y eólica. En contraste, otras regiones del mundo requerirían de la tecnología power-to-gas para almacenar energía a largo plazo.

El estudio también demuestra que cuando la demanda actual de gas natural en América del Sur es sustituida por tecnología power-to-gas, la necesidad de almacenamiento de energía prácticamente desaparece. Éste tipo integración del sistema en el cual la tecnología power-to-gas, en conjunto con otras tecnologías, incrementa la flexibilidad del sistema eléctrico sin necesidad de grandes centros de almacenamiento de energía, reduce aún más el coste de la energía. Se estima que el beneficio sería de alrededor de 13.000 M€.

El estudio ha sido realizado como parte del proyecto Neo-Carbon Energy, patrocinado por la Agencia Finlandesa de Patrocinio de Innovación (TEKES por sus siglas en finés) en cooperación con la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT), el Centro de Investigación Técnica de Finlandia VTT Ltd., y el Centro Finlandés de Investigaciones Futuras de la Universidad de Turku.