Monthly Archives: Septiembre 2017

Las aguas subterráneas como fuente de energía, es el tema que este año se analizará en el II Congreso Internacional sobre Aprovechamiento Energético del Subsuelo que organiza la asociación Madrid Subterra en la Fundación Canal de Madrid el próximo 26 de octubre.

Durante el encuentro se presentarán algunos de los proyectos nacionales e internacionales más ambiciosos en el ámbito de las energías subterráneas. Por ejemplo, se expondrá la experiencia llevada a cabo por Irma Karjalainen como responsable del district heating de Katri Vala que es una de las mayores bombas de calor del mundo y se alimenta, en parte, de las aguas residuales de la ciudad de Helsinki (Finlandia) donde se ubica. El district heating es un sistema de calefacción que se produce en una central y se distribuye por red a un grupo de casas, un barrio, incluso una ciudad, de la misma manera que se hace con el gas, el agua o la electricidad.

Técnicos del Ayuntamiento de Madrid hablarán del proyecto de climatización del Polideportivo Municipal de Moratalaz con el que el Consistorio se propone recuperar la energía térmica contenida en el colector de red de aguas residuales que circula próximo a la instalación deportiva para generar agua caliente sanitaria (ACS) y calentar la piscina climatizada a lo largo de todo el año.

Y el Canal de Isabel II participará en el Congreso con una ponencia en la que pondrán de manifiesto su larga experiencia en la gestión del agua en la Comunidad de Madrid y en el aprovechamiento energético que la empresa realiza en su extensa red.

Público y aforo

Este II Congreso de Madrid Subterra está dirigido a empresarios, profesionales, emprendedores y estudiantes universitarios dedicados a la gestión energética, así como a técnicos y gestores públicos responsables de la contratación de los servicios de abastecimiento de energía. El aforo es de 250 personas y la asistencia es gratuita, previa inscripción y acreditación en la página web de Madrid Subterra.

I Congreso Madrid Subterra

El I Congreso Madrid Subterra sobre Aprovechamiento Energético del Subsuelo Urbano, celebrado en 2016, sirvió para promover el conocimiento entorno a las energías del subsuelo que, más allá de la geotermia, aún resultan enormemente desconocidas y con escasa participación en el mix energético. En ese encuentro, los expertos reunidos para debatir sobre el asunto, concluyeron que España cuenta con un gran potencial energético en sus aguas residuales capaz de abastecer de calefacción a 1.800.000 hogares. Y ése va a ser, en esta ocasión, el principal tema de discusión y análisis en una jornada abierta también al debate y el networking.

Madrid Subterra se constituyó como asociación público-privada sin ánimo de lucro el 1 de octubre de 2014 con la finalidad de promover la exploración y explotación del potencial de energía limpia y renovable del subsuelo de Madrid. La asociación tiene como objetivos dar a conocer el potencial energético del subsuelo urbano, generar un banco de conocimiento sobre las ideas y proyectos que se desarrollan nacional e internacionalmente en este ámbito, y estimular y atraer el talento, las ideas, los proyectos, el emprendimiento y la inversión hacia la exploración y explotación de la energía subterránea en Madrid.

El análisis de los retos para alcanzar una movilidad sostenible en España y a escala global fue el objetivo del Foro BP de Energía y Sostenibilidad, celebrado en Madrid los días 25 y 26 de septiembre, con la participación de más de 30 expertos de distintas nacionalidades. Durante el mismo, éstos han analizado los principales retos existentes, la contribución de las posibles soluciones tecnológicas o regulatorias, y han formulado propuestas para una correcta transición hacia un sistema de movilidad más sostenible en términos económicos, ambientales y sociales. Un resumen de los temas más destacados en el Foro fue presentado el 28 de spetiembre por Ignacio Pérez-Arriaga (Director de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad de Comillas ICAI-ICADE) y Enrique González (Director de Comunicación y Relaciones Institucionales de BP España).

Los principales retos a los que se enfrenta el sector del transporte son la descarbonización y la calidad del aire. La descarbonización del transporte es clave para lograr los objetivos climáticos de largo plazo. Y la contaminación atmosférica en las ciudades se ha convertido en los últimos años en un problema acuciante, que se presenta especialmente en grandes urbes en países en desarrollo y también en ciudades importantes europeas, que exceden los límites tolerables de calidad del aire, a causa fundamentalmente del tráfico y de la alta cuota del diésel y en España, especialmente, por el envejecimiento de su parque automovilístico.

 

Respecto a las posibles soluciones, los expertos han recordado que tienen que ser ambiciosas, y que no solo deben ser tecnológicas, tanto en los vehículos como en los combustibles. De hecho, las mejoras tecnológicas, o los nuevos modelos de transporte (como los vehículos autónomos, por ejemplo), podrían incluso hacer aumentar la movilidad, lo que contrarrestarían dichas mejoras. Por ello, es imprescindible incorporar también la gestión de la demanda de movilidad, con soluciones regulatorias o urbanísticas. La ruta hacia una movilidad más sostenible no debe verse como una confrontación entre tecnologías, sino que debe enfocarse como una cuestión que integre una multiplicidad de soluciones posibles, con aspectos técnicos, económicos, sociales y políticos.

En el ámbito tecnológico, la electrificación del transporte se identifica claramente como la solución a largo plazo, al menos para el transporte por carretera. La cuestión es cuál es el calendario más adecuado para llegar hasta allí; el papel que pueden jugar otras tecnologías, como los motores de combustión bajos en emisiones, o el gas natural, o los biocombustibles; y la forma en que se deben ir renovando las flotas de vehículos antiguos y muy contaminantes.

Aunque es adecuado estimular eficientemente las tecnologías menos contaminantes con ayudas de diverso tipo, éstas se deben eliminar gradualmente con el tiempo hasta llegar a crear un campo de juego nivelado. Los expertos debatieron en profundidad la racionalidad económica de los diversos impuestos, concluyendo que es necesaria una revisión de la fiscalidad para atribuir adecuadamente los costes en los que incurre cada modo de transporte y poder aprovechar las ganancias de eficiencia que una fiscalidad correcta debiera conseguir.

El transporte de mercancías presenta desafíos adicionales. España cuenta con cuotas muy reducidas de transporte por ferrocarril o por barco –tanto en términos absolutos como en relación a la mayoría de países equiparables de nuestro entorno–, que sería deseable aumentar, al ser opciones más limpias y eficientes que el transporte por carretera.

Para incrementar la cuota de transporte ferroviario de mercancías, se demanda liderazgo y determinación política, para evitar que esta opción se reduzca a niveles insignificantes. El desarrollo de la infraestructura ferroviaria, así como su operación, deben orientarse al consumidor e integrarse en la cadena logística completa, para dar al transporte ferroviario de mercancías la posibilidad de ser competitivo con la carretera. Se trata de actuaciones claras y específicas, que requieren una visión de conjunto y determinación política, pero sin las cuales la viabilidad del transporte ferroviario no sería posible.

El transporte marítimo es comparativamente más limpio en términos de emisiones de CO2 y partículas, pero no tanto respecto a NOx y sobre todo a SO2. Por otro lado, es el medio de transporte preferido en muchos países en desarrollo por sus bajos costes. Esto requiere un planteamiento integral, que evite tratar de abordar los problemas individualmente, sin atender al conjunto. Al tratarse de un sector altamente internacionalizado, se añade la complejidad de requerir políticas y regulaciones globales y coordinadas.

En cualquier caso, los expertos son conscientes de que ninguna medida puede responder por sí misma a todos los retos existentes. Por ejemplo, la inclusión del transporte en el sistema europeo de comercio de emisiones de CO2 (ETS) puede proporcionar una señal económica, pero ésta no será suficiente. Hace falta contar con una batería de medidas complementarias para realmente lograr redirigir la movilidad hacia una senda más sostenible, teniendo asimismo en cuenta las preferencias de los consumidores. Además, y dado que serán necesarias inversiones de gran entidad, para renovación de flotas o para adaptación de infraestructuras, es necesario también contar con señales de largo plazo y estabilidad regulatoria que permitan a los agentes adaptarse y movilizar los recursos necesarios. Se debe actuar con urgencia en este sentido, pues tanto el cambio climático como la salud pública así lo exigen.

Los expertos recomiendan también tener en cuenta los aspectos institucionales. El gobierno nacional debe jugar un papel central en la estrategia de descarbonización del transporte, mediante un enfoque integrado en el que se combinen políticas de transporte, industriales, energéticas y ambientales. Por otro lado, las ciudades tienen una importante responsabilidad en términos de diseño urbanístico y de calidad del aire. A estos efectos, los expertos recomiendan la creación de un foro en el que estén representados todos los agentes y niveles institucionales, de forma que se puedan discutir estas cuestiones y coordinar las posibles actuaciones.

También se recuerda la necesidad de que España, y Europa, no solo miren a este respecto dentro de sus fronteras, sino que también asuman su papel como exportadores de tecnología o de conocimiento regulatorio, para lograr que el cambio hacia una movilidad sostenible tenga lugar a escala global.

La atmósfera almacena más de 400 millones de TWh de energía térmica renovable, según los cálculos realizados por Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado. Además, el 78,4% de esta energía se concentra en la troposfera, la parte más cercana a la Tierra, por lo que resulta accesible como fuente de energía renovable para los sistemas de aerotermia, que pueden absorberla y transformarla para ofrecer climatización (frío y calor) y agua caliente sanitaria (ACS) de manera sostenible, a menor coste, sin producir emisiones de CO2 y sin suponer ningún daño medioambiental a la atmósfera.

Según el estudio de Toshiba, y teniendo en cuenta que en el mercado existen sistemas de climatización por aerotermia que funcionan a 25 ºC bajo cero, sólo la energía contenida en los primeros siete km de la atmósfera terrestre sería suficiente para cubrir las necesidades de calefacción de más de 25.000 millones de edificios de viviendas (11 plantas x 4 viviendas de 80 m2) situados en una zona climática con duros inviernos, como la de Burgos.

 

Para Carlos Gomez Caño, director general de Toshiba Calefacción y Aire Acondicionado, “estos datos demuestran que la atmósfera nos brinda la energía que necesitamos para climatizar con aerotermia de forma sostenible, no contaminante y eficiente, las casas, centros de trabajo y lugares de ocio de todo el mundo”.

En este sentido, la compañía recuerda que los sistemas de climatización por aerotermia son los únicos capaces de resolver actualmente las necesidades de refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria en cualquier entorno y durante todo el año. También que, para ofrecer estas funcionalidades, la aerotermia no necesita quemar combustibles fósiles y lo consigue a un coste energético inferior a otros sistemas basados en gas, gasóleo, carbón o pellets.

Toshiba ha realizado un estudio cuyas conclusiones destacan que la tecnología de aerotermia permite calentar un hogar de tamaño medio con un coste inferior en un 25% respecto del gas natural y un 50% si se compara con las calderas de gasóleo.

Según Gómez Caño, “la aerotermia reemplazará progresivamente los sistemas de climatización por combustión, en consonancia con el proceso de descarbonización de la actividad humana, por su elevada eficiencia energética y por la reducción de las emisiones de CO2 que permiten los equipos basados en esta tecnología”.

La Comisión Europea ha aprobado un conjunto de inversiones por valor de 222 M€ procedentes del presupuesto de la UE para facilitar la transición de Europa hacia un futuro más sostenible e hipocarbónico en el marco del programa LIFE de medio ambiente y acción por el clima. La financiación de la UE movilizará inversiones adicionales con las que se llegará a un total de 379 M€ destinados a 139 nuevos proyectos en 20 Estados miembros.

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha declarado lo siguiente: “En su 25 aniversario, el programa LIFE sigue invirtiendo en proyectos innovadores con alto valor añadido para las personas, las empresas y la naturaleza. Me complace ver que el programa transforma tecnologías cercanas al mercado en empresas nuevas y ecológicas”.

 

El comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete ha añadido lo siguiente: “El histórico Acuerdo de París sobre el cambio climático ha dado alas a unas inversiones ya de por sí aceleradas para combatir el cambio climático. Con esos proyectos, utilizamos la limitada financiación pública de forma que tengan un efecto catalizador: desbloqueamos fondos privados para proteger el medio ambiente, luchar contra el cambio climático y ofrecer a nuestros ciudadanos una energía más limpia. Ese tipo de inversiones reviste una importancia fundamental si lo que pretendemos es materializar las aspiraciones en actos”.

Financiación de un futuro hipocarbónico y circular

Van a destinarse 181,9 M€a proyectos en los ámbitos del medio ambiente y la eficiencia en el uso de los recursos, la naturaleza y la biodiversidad, así como la gobernanza e información medioambientales.

UEEn consonancia con el paquete sobre la economía circular de la Comisión Europea, los proyectos ayudarán a los Estados miembros en su transición hacia una economía más circular. Entre tales proyectos, cabe destacar los siguientes: ensayo de un prototipo italiano que podría transformar de una manera rentable los vehículos de gasolina en vehículos híbridos; creación de bioproductos a partir de lodos de depuradora en los Países Bajos; y aplicación de un nuevo tratamiento biológico para eliminar plaguicidas y nitratos de las aguas en el sur de España. Otros proyectos contribuirán a la aplicación del Plan de acción en pro de la naturaleza, en particular a la gestión de espacios Natura 2000. Otro centro de interés es la protección de especies, de lo que se ocupa, por ejemplo, un proyecto transfronterizo esloveno a favor de la supervivencia de una especie de lince alpino muy amenazado.

 

En el ámbito de la acción por el clima, la UE va a invertir 40,2 M€ en proyectos de adaptación y atenuación del cambio climático y de gobernanza e información en la materia. Los proyectos seleccionados contribuyen al objetivo de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40% para 2030 con respecto a los niveles de 1990. La financiación de LIFE también ayudará a reforzar la resiliencia de una de la vías navegables más congestionada de Europa, el estuario del Escalda en Bélgica; a desarrollar herramientas para prevenir las tormentas de polvo del desierto; y a contrarrestar el efecto de isla térmica en las ciudades.

  • Los 59 proyectos LIFE dedicados al medio ambiente y la eficiencia en el uso de los recursos movilizarán 134,6 M€, de los cuales 73,0 M€ correrán a cargo de la UE. Esos proyectos abarcan actuaciones en cinco áreas temáticas: aire; medio ambiente y salud; eficiencia en el uso de los recursos; residuos; y agua. Los 15 proyectos sobre eficiencia en el uso de los recursos, que movilizarán por sí solos 37,9 M€, facilitarán la transición de Europa hacia una economía más circular.
  • Los 39 proyectos LIFE dedicados a la naturaleza y la biodiversidad contribuyen a la aplicación del Plan de acción en pro de la naturaleza, las Directivas de Aves y de Hábitats y la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad para 2020. Cuentan con un presupuesto total de 135,5 M€, de los cuales 90,9 M€ correrán a cargo de la UE.
  • Los 14 proyectos LIFE sobre gobernanza e información medioambientales aumentarán la concienciación en asuntos de medio ambiente. Cuentan con un presupuesto total de 30,2 M€, de los cuales 18 M€ correrán a cargo de la UE.
  • Los 12 proyectos LIFE dedicados a la adaptación al cambio climático movilizarán 42,6 M€, de los cuales 20,6 M€ correrán a cargo de la UE. Esas subvenciones se conceden a proyectos en seis ámbitos temáticos: adaptación basada en los ecosistemas; salud y bienestar; adaptación de zonas montañosas/insulares centrándose en el sector de la agricultura; adaptación/planificación urbanas; evaluación de la vulnerabilidad/estrategias de adaptación; y agua (en particular, gestión de inundaciones, zonas costeras y desertificación).
  • Los 9 proyectos LIFE dedicados a la atenuación del cambio climático cuentan con un presupuesto total de 25,7 M€, de los cuales 13,6 M€ correrán a cargo de la UE. Esas subvenciones se conceden a las mejores prácticas y a proyectos piloto y de demostración en tres ámbitos temáticos: industria; contabilización/notificación de gases de efecto invernadero; y utilización de la tierra/silvicultura/agricultura.
  • Los 6 proyectos LIFE sobre gobernanza e información en materia climática mejorarán la gobernanza y aumentarán la concienciación en materia de cambio climático. Cuentan con un presupuesto total de 10,4 M€, de los cuales 6 M€ correrán a cargo de la UE.

La Comisión Europea ha puesto en marcha la fase de prueba de Level(s), un nuevo marco de la UE para la sostenibilidad de los edificios que ayudará a transformar el sector de la construcción y que, además, es el primer instrumento de este tipo desarrollado para su uso en toda Europa.

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha declarado lo siguiente: “Level(s) puede ayudarnos a lograr un entorno construido sostenible en toda Europa y contribuir a nuestra transición hacia la economía circular. El lanzamiento de este marco para el sector de la construcción se produce durante la World Green Building Week (Semana Mundial de la Construcción Ecológica), lo que muestra el liderazgo mundial de Europa en este campo. Supone un paso importante hacia un sector europeo de la construcción más eficiente en el uso de los recursos y más competitivo“.

 

Level(s) es el resultado de una amplia consulta con la industria y el sector público, y se centra en una serie de indicadores de rendimiento en diferentes ámbitos como las emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia en el uso de los recursos y el agua, y la salud y el bienestar. El objetivo es establecer un «lenguaje común» sobre lo que implica la construcción sostenible en la práctica, llevando el debate más allá del rendimiento energético.

La fase de prueba de Level(s) comienza ahora y se prolongará hasta 2019. En este sentido, se invita a todos los interesados del sector a obtener más información al respecto y a probar el nuevo instrumento. Por su parte, la Comisión Europea prestará asistencia técnica a todos aquellos que apliquen la totalidad o partes de Level(s).

Un lenguaje ecológico común

James Drinkwater, director de la red regional europea de World Green Building Council, ha declarado lo siguiente: “Supone una señal clara para el mercado de que la construcción sostenible está pasando de ser un nicho a ser la norma. Tener el objetivo común de construir edificios con un consumo de energía casi nulo en toda Europa movió a la acción a todo el sector, y contar ahora con un lenguaje común sobre construcción “sostenible” nos va a ayudar a iniciar la transformación real de la práctica generalizada.”

Level(s) es un marco de evaluación de código abierto elaborado por la Comisión Europea en estrecha colaboración con agentes clave como Skanska, Saint-Gobain, la Sustainable Building Alliance y los Green Building Councils.

Se han publicado dos informes técnicos orientativos como material de apoyo para la fase de prueba. El primer informe técnico ofrece una introducción a Level(s) y su funcionamiento, mientras que el segundo informe técnico contiene unas orientaciones detalladas sobre cómo hacer evaluaciones del rendimiento con Level(s). Asimismo, la Comisión organizará un taller sobre la fase de prueba de Level(s) en Bruselas el 4 de diciembre de 2017 para las organizaciones interesadas en participar.

Antecedentes

Level(s) se centra en los principales aspectos del rendimiento de un edificio y facilita el acceso a este campo para quienes deseen construir edificios más sostenibles. Entre tales aspectos se incluyen los siguientes: emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida del edificio, ciclos de vida de los materiales que sean circulares y eficientes desde el punto de vista de los recursos, uso eficiente de los recursos hídricos, espacios sanos y confortables, adaptación y resiliencia al cambio climático, y coste y valor del ciclo de vida completo del edificio. Cada uno de los indicadores de Level(s) se ha diseñado con el objetivo de vincular el impacto ambiental de un edificio a las prioridades de la UE en el ámbito de la economía circular. Además, el marco supone la ampliación efectiva de la agenda para el sector de la construcción con miras al refuerzo de la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Los edificios donde los europeos duermen, comen, compran, aprenden y trabajan, albergan una gran oportunidad de ahorro energético y de reducción de emisiones, especialmente en los denominados sistemas técnicos: calefacción, ACS, refrigeración, ventilación e iluminación. Un reciente estudio de la consultora energética Ecofys, patrocinado por Danfoss, muestra el ahorro energético que se puede obtener mediante una mejor gestión de la energía en los edificios europeos. Un potencial insuficientemente explotado hasta la fecha, que se ha cifrado en 67.000 M€ de ahorro energético en la factura anual de los ciudadanos europeos en 2030, y en una reducción de emisiones de CO2 de 156 Mt. En el marco del estudio se han editado documentos enfocados a diferentes tipos de edificios, en este artículo recogemos las principales conclusiones del estudio en el caso de los supermercados, y algunos de los más recientes casos de éxito de Danfoss en este sector en la Península Ibérica.

Los edificios destinados a supermercados en Europa ocupan un área aproximada de 115 millones de m2. En el marco del estudio se ha realizado la evaluación del potencial de ahorro energético de un
supermercado tipo de 1.025 m2, con un consumo de energía final de 181 kWh/m2a, equipado con caldera de condensación a gas para la calefacción (con recuperación de energía del sistema de refrigeración),
sistemas de ventilación mecánica sin recuperación de calor, sistema de refrigeración y aire acondicionado mediante enfriadoras de comprensión y sistema de iluminación directa e indirecta mediante tubos fluorescentes.

 

Las mejoras en sistemas técnicos en este supermercado tipo arrojaron la posibilidad de alcanzar un ahorro energético del 45%, que se traduce en algo más de 8.000 €/año, con una inversión de alrededor de 36.000 €, que se amortizaría en unos 4,5 años. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2017

La energía fotovoltaica en el mundo volvió a marcar un nuevo record de potencia instalada en 2016, con la conexión de 76,8 GW lo que ha supuesto un crecimiento del 50% sobre la cantidad instalada el año anterior. El mercado fotovoltaico ha experimentado un cambio importante en los últimos años, de ser un mercado básicamente europeo, cuya motivación era ambiental, a llevarse a cabo la mayor parte de los proyectos en países emergentes, y ser la motivación su competitividad en precio y la garantía de suministro.

En España, aunque en el año 2016 solo se instalaron 55 MW, en el sector empiezan a respirarse aires de cambio. Después de cinco años de moratoria, el sector se siente con fuerzas y ganas para cambiar el riesgo político por el riesgo de mercado. La falta de confianza en las políticas gubernamentales, el alto nivel de competitividad alcanzado por la tecnología, el gran recurso natural disponible en España, la liquidez existente en los mercados financieros y la posibilidad de obtener ingresos adicionales mediante la participación en los servicios auxiliares son las razones que animan a los promotores fotovoltaicos a intentar la posibilidad de ir directamente a mercado.

 

Pero este camino no está exento de barreras. La primera y más importante es la inadecuación del sistema marginalista de fijación de precios en los mercados eléctricos. Un sistema diseñado en los años ochenta del siglo pasado, basado en costes variables, no puede ser más inadecuado para fijar precio a unas tecnologías que carecen de ellos y que cada vez tendrán una presencia mayor en el mix energético. Leer más…

José Donoso
Director General de UNEF

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2017

La Empresa de Pesquisa Energética (EPE) y el Ministerio de Minas y Energía (MME), han publicado el tan esperado Plan de Expansión de Energía a 10 años, PDE 2026, dotado con 430.000 M$, para ayudar al sector energético del país. De acuerdo con el PDE 2026, la oferta interna de energía necesaria para mover la economía brasileña en 2026 será de 351 Mtep, en este sentido EPE prevé que la potencia instalada en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) durante la próxima década aumente en 64 GW, de 148 GW a 212 GW. En torno al 50% de este crecimiento provendrá de fuentes renovables no convencionales, en última instancia EPE espera que las renovables, excepto la hidroeléctrica, alcancen una cuota del 48% del mix energético en 2026.

De forma anual, Brasil publica una propuesta a 10 años, el Plan de Expansión de Energía, que examina el desarrollo estimado del sector energético del país y da una previsión de las cifras que se alcanzarán a lo largo de la década. Debido a cambios tanto en el gobierno como en EPE, el pasado año no hubo propuesta, razón por la cual se esperaba con impaciencia la actual.

 

Bajo el nuevo escenario de referencia, el nuevo PDE planea que la solar a gran escala alcance los 9.660 MW en 2026, creciendo desde los 21 MW en 2016. Combinando estos 9.660 MW con el desarrollo de 3,5 MW de generación fotovoltaica distribuida, el total de instalaciones solares superará los 13 GW en 2026. Leer más...

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2017

La Reforma Energética ha implementado una serie de mecanismos que han dotado de certidumbre legal y transparencia al modelo de negocios del sector energético en sus diferentes campos. Como resultado de estos esfuerzos, y de las acciones para cumplir con el compromiso mundial con el medio ambiente,
las energías limpias y renovables han crecido exponencialmente en los recientes años, gracias a su capacidad de suministrar energía, tanto en pequeñas como en grandes extensiones territoriales, con una elevada rentabilidad.

La energía solar fotovoltaica ha presentado el mayor crecimiento y competitividad dentro del portafolio de generación limpia, por un lado gracias a una importante reducción en los costes de la tecnología,
que ha experimentado una bajada del 73% desde 2010. Y por otro lado, derivado de las dos subastas de energía, originadas por la Reforma Energética, en las cuales la solar fotovoltaica tuvo una
participación preponderante, al obtener el 74 y 54% del total de proyectos de energía adjudicados en la primera y segunda subastas, respectivamente.

 

Tan sólo en la primera subasta, los 12 proyectos adjudicados para el sector solar representan una inversión de 2.000 M$, que generarán un impacto potencial en el PIB nacional de 12.000 millones
de pesos, debido al desarrollo de 1.500 MW solares, que, a su vez, tendrán un efecto en la reducción de gases de efecto invernadero estimada en 2 millones de toneladas de CO2 anuales. Leer más…

Asolmex
Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2017

0

En la actualidad, existen varios tipos de planta solar termoeléctrica en constante puja por liderar el mercado de la energía solar y, en esta carrera, el objetivo prioritario de las empresas del sector se centra en minimizar los costes de los elementos empleados para el aprovechamiento de la energía que proviene del sol.

En este contexto, el centro tecnológico CENER (Centro Nacional de Energías Renovables) e IK4-TEKNIKER han unido fuerzas para el desarrollo de un innovador concepto de panel solar tipo heliostato conocido como EASY (hEliostas for eAsy an Smart deploYment), un dispositivo de pequeño tamaño que esperan reducir los costes del campo solar hasta los 100 $/m2.

 

El dispositivo contiene un novedoso sistema de tracking accionado por motores de bajo coste. Este desarrollo, incluye una transmisión mecánica basada en cables que permite un funcionamiento sin holguras a un coste extremadamente bajo. El resultado es una precisión muy elevada en el posicionamiento del heliostato a un coste menor.

Se trata de un sistema más preciso que los empleados en la actualidad, ya que consigue minimizar las deformaciones de la estructura generadas por el viento y desaparecerán los errores de canteo de los espejos.

Los primeros desarrollos ya han sido testados en las instalaciones de la Plataforma Solar de Almería, lo que ha permitido validar el sistema según los requisitos marcados.

Se presentará en SolarPACES

IK4-TEKNIKER presentará este novedoso dispositivo en SolarPACES, el congreso de referencia a nivel mundial en materia de concentración de energía solar y sistemas de energía química, que se celebrará entre los días 26 y 29 de septiembre en Santiago de Chile.

En el marco del evento, el centro tecnológico participará en cuatro ponencias en las que dará a conocer, además del sistema de los heliostatos, otras soluciones que ha llevado a cabo en este ámbito, como un novedoso procedimiento de limpieza de heliostatos y un nuevo formato de reflectores solares anti-suciedad, entre otros.

La cita organizada por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) congregará a más de 600 investigadores, científicos y empresarios de todo el mundo, que debatirán sobre las últimas novedades mundiales en el ámbito de la energía.

Prometedor futuro para las centrales de torre

Entre las alternativas tecnológicas que ofrece en la actualidad el sector termoeléctrico, gran parte de los expertos opinan que las centrales solares de torre se encuentran un paso por delante en la lucha por convertirse en el sistema que acapare el mercado en los próximos años.

Frente a otros sistemas, como las plantas de colectores cilindro-parabólicos (CCP) o las de colectores Fresnel, la tecnología de las centrales de torre es capaz de alcanzar ratios de concentración superiores y, por lo tanto, mayores temperaturas. Gracias a ello, el dispositivo de almacenamiento es más competitivo, ya que el coste por unidad de energía almacenada es menor.
Además, el circuito térmico y el receptor no están distribuidos a lo largo del campo solar, sino confinados en la torre, lo que reduce drásticamente el tamaño de esta parte crítica y, en consecuencia, también los costes, las pérdidas térmicas y los riesgos de operación ligados a la congelación del fluido que transporta el calor.

Asimismo, en la mayor parte de los casos, los fluidos utilizados como medio de almacenamiento y transporte en estos sistemas de torre son sales fundidas. Esto evita el uso de un intercambiador adicional como ocurre en otras configuraciones y, en consecuencia, permite una reducción de las pérdidas térmicas, un esquema de planta más sencillo y una reducción de costes.

SEDICAL
COMEVAL