Acciona cubre ya con energía 100% renovable el consumo de Google en Chile

Acciona Energía cubre ya con energía generada en su planta fotovoltaica El Romero Solar la totalidad del consumo eléctrico de las instalaciones de Google en Chile, en virtud del contrato de suministro a largo plazo suscrito entre ambas compañías. De esta forma, la empresa contribuye al objetivo de Google de alimentar con energía 100% renovable todas sus operaciones a nivel global en 2017.

El suministro se prolongará hasta 2030, con posibilidad de ser prorrogado por cinco años adicionales a criterio del cliente. El contrato contempla la entrega de hasta 80 MW anuales de electricidad a través del Sistema Interconectado Central (SIC), la principal red eléctrica del país, a la que están conectados la planta suministradora y el centro de datos de Google en Quilicura, uno de los 13 con que cuenta la compañía en todo el mundo y el único situado en el hemisferio sur.

FuturENERGY
 

El inicio de suministro a Google visualiza una de las líneas de negocio estratégicas para Acciona Energía, cuál es la colaboración con grandes clientes corporativos que desean reducir su huella de carbono, mediante el suministro de energía 100% de origen renovable.

En operación

El Romero Solar, situada en el desierto de Atacama, -en la comuna de Vallenar, a unos 645 km al norte de Santiago-, inició su puesta en marcha progresiva en noviembre de 2016, tras trece meses de obras.

Con 246 MWp de potencia máxima, la planta consta de 776.000 módulos fotovoltaicos con una superficie de captación solar de más de 1,5 millones de m2.

La mayor planta fotovoltaica construida y operada en propiedad por Acciona hasta la fecha ha supuesto una inversión aproximada de 343 millones de dólares. Su producción media anual se estima en 493 GWh, equivalente a la demanda eléctrica de 240.000 hogares chilenos, lo que evitará la emisión a la atmósfera de unas 475.000 toneladas de CO2 en centrales de carbón.

Presencia en Chile

El Romero Solar es el segundo activo en propiedad de ACCIONA Energía en Chile, tras el parque eólico Punta Palmeras, de 45 MW, ubicado en la región de Coquimbo, que entró en operación en octubre de 2014. La compañía, que en las dos últimas subastas eléctricas en el país se adjudicó el suministro de un total de 1.116 GWh, cuenta con 270 MW en proyectos eólicos de próxima construcción y un destacado portfolio de proyectos eólicos y fotovoltaicos en desarrollo.