Acciona recibe de DNV GL la primera certificación mundial de una instalación de almacenamiento eléctrico conectada a red

Acciona Energía ha recibido la primera certificación que se otorga en el mundo a una solución de almacenamiento eléctrico a escala de red, concedida por DNV GL, la mayor entidad internacional de certificación y asesoramiento independiente en el ámbito de la energía. La entrega se ha realizado en la feria que la Asociación Americana de Energía Eólica (AWEA) celebra este año en Chicago.

Acciona Energía ha instalado una planta híbrida de almacenamiento de energía eléctrica en baterías integrada en un parque eólico conectado a la red, situado en Barásoain, Navarra (norte de España), con la que explorar las posibilidades del almacenamiento a escala de red.

La planta de Barásoain está dotada de un sistema de almacenamiento integrado por dos baterías ubicadas en sendos contenedores: una batería de potencia (de respuesta rápida) de 1 MW/0,39 MWh (capaz de mantener 1 MW de potencia durante 20 minutos) y otra batería de energía de respuesta más lenta y mayor autonomía, de 0,7 MW/0,7 MWh (capaz de mantener 0,7 MW durante 1 hora). Ambas están conectadas a un aerogenerador AW116/3000, de 3 MW de potencia nominal y tecnología Nordex-Acciona Windpower, del que toman la energía. Este aerogenerador es una de las cinco que integran el Parque Eólico Barásoain, que la compañía opera desde 2013. Todo el sistema se gestiona mediante un software de control desarrollado por Acciona Energía, y está permanentemente supervisado por el Centro de Control de Energías Renovables (CECOER) de la compañía

La planta de almacenamiento de Acciona se ha convertido en la primera en el mundo en ser certificada a nivel de sistema. El proceso de certificación se ha realizado de acuerdo con la práctica recomendada GRIDSTOR, que está basada en estándares del sector y tiene en cuenta la seguridad, comportamiento y fiabilidad de los sistemas de almacenamiento eléctrico conectados a la red.

Elemento clave

El almacenamiento eléctrico es un elemento clave en la transición hacia un mix energético más sostenible. Permite a fuentes renovables como la eólica o la solar operar a plena capacidad durante los picos de generación, almacenando el exceso de energía hasta utilizarla más tarde cuando la demanda lo requiere. Aunque existen muchas tecnologías de almacenamiento a pequeña escala, su aplicación a escala de red eléctrica se encuentra en sus comienzos.

El mercado de sistemas de almacenamiento a escala de red está relativamente inexplorado, pero prevemos un rápido desarrollo. Certificar nuevos sistemas como la planta de Acciona demuestra que proyectos pioneros como éste cumplen los estándares requeridos de seguridad, comportamiento y fiabilidad, lo que otorga confianza al sector sobre la calidad de las nuevas tecnologías emergentes”, ha declarado Kim Mørk, Vicepresidente Ejecutivo de Certificación en Renovables de DNV GL.

Mørk ha agregado que “como parte de nuestro compromiso de colaborar con el sector en la transición hacia un mix energético bajo en carbono manteniendo la seguridad y fiabilidad del suministro eléctrico, focalizamos nuestros esfuerzos en desarrollar directrices sobre almacenamiento a escala de red que ayuden a diseñadores, fabricantes, inversores, aseguradoras y autoridades a reducir los riesgos y controlar los costes de los proyectos de almacenamiento energético”.

Rafael Esteban, Director de Acciona Energy USA Global LCC, ha manifestado por su parte que “nuestra compañía está en vanguardia de la transición energética con soluciones que facilitan la integración en red de tecnologías renovables de generación variable y la gestión de la energía producida. Al incorporar la planta de almacenamiento a uno de nuestros parques eólicos, mejoramos la calidad de la energía que suministramos a la red, podemos explorar otras aplicaciones para equilibrar oferta y demanda, y abrimos el camino a soluciones de almacenamiento en nuevos proyectos eólicos”.

La cualificación y certificación tecnológicas son esenciales para comprender y gestionar el riesgo en cualquier tecnología emergente”, ha agregado Esteban. “En poco tiempo las entidades involucradas en la aprobación y financiación de sistemas de almacenamiento en el mundo exigirán estos certificados. Y Acciona ha querido ser también pionera en este apartado, sometiéndonos a la certificación de una entidad tan solvente como DNV GL a fin de garantizar que nuestra planta reúne todos los requisitos para operar con plena confianza”.