AEE otorga su Distinción Anual a Barack Obama por su decidida apuesta por la eólica

0

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha decidido conceder su Distinción Anual al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por su decidida apuesta por la eólica, que ha multiplicado por cerca de cuatro veces la capacidad instalada en el país durante su presidencia con un importante protagonismo de las empresas españolas. Con este motivo, el embajador del país en España, James Costos, pronunciará la Conferencia Inaugural de la Convención Eólica 2014 el próximo 10 de junio. El premio se entregará esa misma noche en la Cena Anual del Sector Eólico.De los 61.110 MW de potencia eólica con los que contaba Estados Unidos a finales de 2013 –sólo superada por China–, el 72,6% se instalaron durante la presidencia de Obama. A pesar de que a menudo se ha encontrado con la oposición tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, el presidente ha luchado en los últimos seis años para prolongar la política de exenciones fiscales a la eólica y se ha marcado ambiciosos objetivos. El resultado es que hoy hay 80.700 empleados estadounidenses trabajando directa o indirectamente en el sector, según datos de la American Wind Energy Association (AWEA).
Obama ha reconocido a menudo la importante labor de las empresas eólicas españolas en su país. Y ha aprovechado muchos de sus discursos para destacar la importancia de las energías limpias. “El año pasado, la energía eólica supuso casi la mitad de la nueva capacidad energética de EEUU. Así que vayamos a por más”, señaló en su discurso del Estado de la Unión de 2013. “Durante demasiado tiempo, nuestra dependencia de petróleo importado ha puesto nuestra seguridad nacional y nuestra economía en peligro debido a que la volatilidad de los precios ha mermado los presupuestos de las familias de clase media. En los últimos cuatro años, Estados Unidos ha reducido su dependencia de petróleo extranjero y aumentado dramáticamente la producción autóctona de energías renovables, haciendo nuestro país más seguro energéticamente que en cualquier momento de las últimas décadas, al tiempo que hemos reducido nuestras emisiones de CO2, y creado empleo”, afirmó.
En su discurso de investidura en 2012, anunció que una de las prioridades de su segundo mandato sería la lucha contra el cambio climático y la transición energética hacia fuentes sostenibles de energía. “Vamos a responder a la amenaza del cambio climático, a sabiendas de que si no lo hacemos estaríamos traicionando a nuestros hijos y a generaciones futuras”. Y añadió: “El camino hacia fuentes energéticas sostenibles será largo y a veces difícil. Pero Estados Unidos no debe resistirse a esta transición. Tiene que liderarla”.
Ya en uno de los debates de cara a las elecciones de 2012 había dejado bien claro lo que pensaba sobre la energía eólica: “Tenemos que controlar nuestra propia energía, no solamente petróleo y gas, en las que hemos estado invirtiendo, sino que también tenemos que asegurarnos de que estamos construyendo las fuentes energéticas del futuro, no solamente pensando en el año que viene, pero a 10 años vista, a 20 años vista. Es por esto que hemos invertido en energía solar, eólica y biocarburantes, coches eficientes energéticamente…”.
En un momento en que la eólica atraviesa serias dificultades en España, que puede ver amenazado su liderazgo mundial debido a la nueva regulación, AEE quiere reconocer la importancia de la visión del presidente estadounidense concediéndole esta Distinción Anual.