Alstom Grid presenta la última generación en Subestaciones Aisladas, compactas y preparadas para Smart Grids

Alstom Grid presenta su última generación de subestaciones aisladas en gas (GIS) T155 en el GCC Power 2013, que se celebra del 18 al 20 de noviembre en Abu Dabi. La subestación T155 se ha diseñado para cumplir con los retos del futuro de las redes eléctricas de hasta 420 kV, 63 kA, 5000/6300A. Todas las aplicaciones están perfectamente cubiertas: generación, transmisión y la industria pesada.
La subestación, que es un 40% más compacta que su versión anterior, tiene unas dimensiones más reducidas y un mejor y más fácil acceso a nivel de suelo. El tamaño reducido se debe principalmente al interruptor de una sola cámara, que requiere de menor energía para operar, fiable gracias a su mecanismo accionado por resorte. Las celdas son montadas y probadas en fábrica con los controles de calidad más estrictos, facilitando el transporte y reduciendo los tiempos de montaje en un 30%.


Con este producto, Alstom se establece como referente mundial en subestaciones digitales. Las funciones de monitorización y control digitales incorporadas se comunican a través del protocolo IEC 61850, haciendo que estas soluciones sean totalmente digitales, con todas las ventajas que ello conlleva: interoperabilidad, facilidad de configuración, fiabilidad, disponibilidad, funcionamiento en tiempo real, capacidades de comunicación mejoradas y menores costes de propiedad. Todos los datos del estado de los activos se obtienen a través de la monitorización, pudiendo ser compilados y analizados, y convirtiéndose en un elemento fundamental en la toma de decisiones en cuanto a mantenimiento o sustitución de equipos.
Alstom Grid está comprometido en desarrollar los productos más ecológicos y éste es el caso también de la nueva T155. Su tecnología de sellado SF6 y su avanzada monitorización digital, evita que el gas sea liberado al medioambiente. Además, los principios de eco-diseño empleados en cada etapa del desarrollo del producto aseguran que el impacto ambiental se reduce en un 15 % en comparación con los modelos anteriores.