Año record para la energía renovable ayuda a desacoplar el crecimiento de la economía global respecto a las emisiones de CO2

0

Los objetivos cuantitativos para energía renovable además de otras políticas de promoción están presentes ahora en 164 países, han empujado el último año el crecimiento de la capacidad instalada en tecnologías solar, eólica y otras renovables hasta niveles record: cerca de 135GW de capacidad eléctrica adicional, alcanzando así los 1.712 GW totales, arrojando un incremento del 8,5% respecto al año previo.

Pese al incremento medio global del 1,5% en el consumo de energía en años recientes y del 3% en el Producto Bruto Interno Global, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2014 permanecieron sin cambios respecto a los niveles del 2013. Por primera vez en cuatro décadas, la economía global creció sin un aumento paralelo en las emisiones de CO2.

FuturENERGY
Este hito en cuanto al “desacople” entre los crecimientos de la economía global y del CO2 se debe en gran medida al aumento en el uso de recursos renovables por parte de China y en los esfuerzos de los países de la OECD para promover un crecimiento más sustentable incluyendo un incremento en la eficiencia energética y en el empleo de energías renovables.

“La energía renovable y las mejoras en eficiencia energética son claves para limitar el aumento del calentamiento global a dos grados Celsius y evitar el peligro del cambio climático,” indica el presidente de REN21 Arthouros Zervos, quién presentó el nuevo reporte en el Foro Mundial de la Energía de Viena.

Gracias a las políticas de apoyo, ahora presentes en por lo menos 145 países (extendiendo el número de 138 países reportados el año previo), la capacidad global de generación eléctrica a partir del viento, la solar fotovoltaica (PV) y las fuentes hidroeléctricas se incrementó en 128GW respecto al 2013. Hacia fines del año 2014, las renovables representaron estimativamente el 27,7% de la generación mundial de electricidad, suficiente para abastecer un 22,8% de la demanda eléctrica global.

La capacidad de energía solar fotovoltáica ha verificado un crecimiento espectacular se multiplicó 48 veces entre el 2004 (3,7GW) y el 2014 (177GW) – también experimentó un fuerte crecimiento la eólica (creciendo casi 8 veces en ese período: de 48 GW en 2004 a 370 BW en el 2014). La nueva inversión global en generación eléctrica a partir de de fuentes renovables y en combustibles (excluyendo la hidroeléctricas mayores a 50 MW) aumentó un 17% respecto al año anterior 2013, alcanzando los USD 270,2 miles de millones. Incluyendo las hidroeléctricas de gran escala, la nueva inversión en electricidad a partir de renovables y combustibles alcanzó cuanto menos los USD 301 miles de millones.

La nueva inversión en capacidad eléctrica en base a renovables a nivel mundial representó más del doble de la correspondiente a la capacidad neta basada en combustibles fósiles, continuando así por quinto año consecutivo la tendencia de una mayor inversión neta en renovables en comparación con la respectiva inversión en combustibles fósiles.

La inversión en los países en desarrollo aumentó un 36% respecto a la del año previo, alcanzando los USD 131,3 miles de millones. Esta inversión estuvo más cerca que nunca de sobrepasar la correspondiente a la localizada en las economías desarrolladas, que alcanzó los USD 138,9 mil millones en 2014, apenas un 3% superior a la de 2013. China dio cuenta del 63% de la inversión en países en desarrollo, mientras que Chile, Indonesia, Kenia, Méjico, Sud África y Turquía invirtieron cada uno, más de USD mil millones en energías renovables.

En términos de dólares desembolsados, los países líderes fueron China, los Estados Unidos de América, Japón, el Reino Unido y Alemania. Los países líderes en cuanto a inversión per cápita fueron Burundi, Kenia, Honduras, Jordania y Uruguay.

El crecimiento del sector puede ser aún mayor si los más de USD 550 mil millones de dólares en subsidios anuales a los combustibles fósiles y energía nuclear fueran removidos. Los subsidios perpetúan precios artificialmente bajos de la energía basada en estas fuentes, alentando el desperdicio e impidiendo la competencia con las energías renovables.

Según relata Christine Lins, Secretaria Ejecutiva de la REN21: “la creación de un terreno de juego nivelado y parejo fortalecería el desarrollo y el uso de la eficiencia energética y de tecnologías de energías renovables. La remoción a nivel global de los subsidios tanto a los combustibles fósiles, como a la energía nuclear, dejaría al descubierto el hecho que las renovables constituyen la opción energética más barata”.

El empleo en el sector de las energías renovables también está creciendo rápidamente. En 2014 un estimado de 7,7 millones de personas en todo el mundo fueron empleadas directa o indirectamente en el sector.

Pese al espectacular crecimiento de la capacidad de energías renovables en el 2014, más de mil millones de personas, o sea el 15% de la humanidad, aún carece de acceso a la electricidad. Es más, aproximadamente 2,9 billones de personas carecen de acceso a formas limpias de cocción. Con una capacidad instalada de aproximadamente 147 GW, todo el continente africano posee menos potencia instalada eléctrica que Alemania. Debe prestarse atención adicional al rol que pueden desempeñar las tecnologías de generación distribuida en la reducción de esta falta de acceso mediante el suministro de servicios energéticos productivos esenciales en áreas remotas y rurales.