Apoyo de las industrias consumidoras a la creación de un “hub” de gas natural

0

Una delegación de representantes de sectores industriales consumidores de gas se reunió el pasado 5 de febrero con Alberto Nadal, secretario de Estado de Energía, para manifestarle su apoyo al Proyecto de Ley que modifica la Ley del Sector de Hidrocarburos, creando un mercado organizado (“hub”) de gas natural. La delegación industrial le ha trasmitido su confianza en que el trámite parlamentario de la Ley se realice con rapidez y conservando los elementos irrenunciables del diseño del “hub” contemplados en el Proyecto de Ley.

La creación del “hub” es una gran noticia para la industria española y su entorno, y es una medida que contribuirá a la reindustrialización de nuestro país como instrumento de creación de empleo y crecimiento económico. El “hub” será sin duda un mecanismo de eficiencia, que traerá precios más competitivos y transparentes para los consumidores e incrementará la competencia en el mercado de gas natural.

FuturENERGY
Para la competitividad de la industria de la celulosa y el papel, el sector de alimentación y bebidas, los fabricantes de ladrillos y tejas de arcilla cocida, la industria del vidrio y la cerámica, los productores de azulejos y pavimentos cerámicos, los fabricantes de cerámica sanitaria, y los productores de fritas, esmaltes y colores cerámicos -todos ellos consumidores de gas-, resulta vital disponer de gas natural en precio y condiciones de suministro semejantes a los de los países europeos de nuestro entorno.

Los “hubs” ya existentes en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Holanda, Bélgica, Austria… están teniendo como resultado precios más competitivos y un sistema más transparente y flexible. La creación de un “hub” ibérico propiciará una mayor convergencia entres los distintos mercados, algo imprescindible para asegurar la competitividad de la industria española y sus exportaciones.

Actualmente, en nuestro país, media docena de comercializadoras gestionan el 90% del mercado de gas natural, que se vende a los consumidores mediante contratos bilaterales a uno o dos años a precios que solo el comprador y el vendedor conocen y referidos al petróleo.