Aragón se prepara para acoger el mayor proyecto solar fotovoltaico de Europa

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Aragón ha acordado declarar como inversiones de interés autonómico doce plantas fotovoltaicas y sus infraestructuras de evacuación promovidas por el Grupo Cobra, que se convertirán en el mayor proyecto solar fotovoltaico de Europa, con 549,020 MW de potencia total instalada y una superficie total de 2.369 hectáreas en las localidades zaragozanas de Escatrón (1.685 ha) y Chiprana (684 ha).

Cobra -adjudicataria de un total de 1.550 MW en tecnología fotovoltaica en la tercera subasta estatal de energías renovables del pasado 26 de julio de 2017- invertirá en total 330 M€ en estas instalaciones, cuya construcción supondrá la creación de 500 puestos de trabajo y su explotación, entre 40 y 100 empleos directos e indirectos. La declaración como una inversión de interés autonómico reduce a la mitad los plazos ordinarios de trámite en los procedimientos a seguir en las administraciones aragonesas.

El pasado 22 de septiembre las mercantiles del Grupo Cobra: Mediomonte Solar S.L., Mocatero Solar, S.L., Ignis Solar Uno S.L., Escatron Solar Dos S.L., Escarnes Solar S.L., Envitero Solar S.L., Peaker Solar S.L. y Emocion Solar S.L., pertenecientes a sociedad Ignis Generación S.L., y las mercantiles El Robledo Eólica S.L., Valdelagua Wind Power S.L., Ribagrande Energia S.L. y Energia Sierrezuela S.L. solicitaron la declaración de inversión de interés autonómico de los proyectos correspondientes a ocho instalaciones de energía solar fotovoltaica en Escatrón y cuatro en Chiprana, junto con sus infraestructuras de evacuación.

Las citadas mercantiles son las promotoras de los doce proyectos de plantas fotovoltaicas que han presentado en el Servicio Provincial de Zaragoza solicitud de autorización administrativa previa y declaración de impacto ambiental de las plantas, así como de las instalaciones de evacuación hasta la conexión a la red de transporte en el nudo de la SET Aragon de 400 kV, habiéndose culminado ya el trámite de información pública de todas las instalaciones e iniciado el trámite de evaluación de impacto ambiental de las instalaciones localizadas en Escatrón.

En la actualidad, la mercantil Cobra Concesiones S.L. es la titular de la totalidad de las participaciones sociales de las citadas mercantiles promotoras de los proyectos de Escatrón. Dicha sociedad, junto con la mercantil Cobra Gestion De Infrestructuras S.L. es, asimismo, la titular de participaciones sociales de las mercantiles promotoras de los proyectos ubicados en Chiprana.

Según la empresa promotora, la construcción de las doce plantas fotovoltaicas, con una potencia instalada total que alcanza los 549,020 MW, supondrá una inversión de aproximadamente 330 M€ y una producción anual de energía estimada de 1.100 GWh. La Dirección General de Energía y Minas informó que la zona de los términos municipales de Escatrón y Chiprana cuenta con un elevado índice de radiación para su latitud, 2.000 horas equivalentes de potencia solar pico, lo que justifica que los promotores estimen que la generación de energía eléctrica que producirán las doce plantas sea de 1.100 GWh/año, un 8% de la electricidad generada con tecnología solar en 2016 en el territorio peninsular.

Además de los beneficios medioambientales que conllevará la producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, la mercantil solicitante ha previsto que el desarrollo de estos doce proyectos supondrá la creación de 500 puestos de trabajo con picos de 600 trabajadores en la fase de construcción. En la fase de explotación, que se extenderá previsiblemente de veinticinco a treinta años, se estima que se necesitarán para la operación y mantenimiento de las doce centrales fotovoltaicas entre 40 y 100 puestos de trabajo directos e indirectos.

Por otra parte, se prevé que los proyectos tengan un importante impacto positivo en la economía de los municipios de Escatrón y Chiprana y su comarca, ayudando a fortalecer el tejido industrial de la zona y a generar actividad para las empresas auxiliares que existen o se puedan crear como consecuencia de la implantación de estos proyectos (talleres eléctricos y mecánicos, suministradores de material o empresas de servicios en general), además del efecto tractor en las empresas de la zona pertenecientes al sector de la construcción, instalaciones y servicios, por la gran cantidad de medios humanos y materiales necesarios durante las obras.

Desde el punto de vista medioambiental, se considera que las instalaciones proyectadas evitarán la emisión de gran cantidad de gases contaminantes: 1.075.800 t de CO2 si esta energía se produjera con centrales térmicas de carbón o 446.600 tsi se produjera con centrales térmicas de gas natural.

Las doce plantas fotovoltaicas declaradas inversión de interés autonómico se convertirán en el mayor proyecto solar fotovoltaico de Europa, con 549,020 MW de potencia total instalada y una superficie total de 2.369 hectáreas (1685 ha en Escatrón y 684 ha en Chiprana).

La mercantil Cobra Concesiones S.L. participó en la tercera subasta estatal para la asignación de régimen retributivo específico a instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de tecnologías renovables celebrada el 26 de julio de 2017 en la que resultó adjudicataria de un total de 1.550 MW en tecnología fotovoltaica.

La vinculación de estos proyectos a una empresa adjudicataria en la subasta estatal cumple los criterios establecidos por el Gobierno de Aragón en su acuerdo de 14 de febrero de 2017 para poder declarar una inversión de interés autonómico en materia de energía renovable con el fin de atraer a la Comunidad estas iniciativas empresariales al ofrecer una tramitación administrativa preferente y urgente que favorece y facilita la implantación de sus proyectos.

Por otra parte, dichas inversiones cumplen los objetivos de favorecer tanto la producción energética en Aragón, como la creación de riqueza y empleo en el territorio de la Comunidad. Por ello se consideró que los proyectos de inversión presentados reúnen los requisitos para que puedan ser declarados de interés estratégico para Aragón al amparo del Decreto ley 1/2008, de 30 de octubre.

Dicha declaración conlleva que todos los trámites administrativos vinculados a la autorización y ejecución de los proyectos tendrán un impulso preferente y urgente por parte de las Administraciones Públicas aragonesas, reduciéndose a la mitad los plazos ordinarios de trámite en los procedimientos administrativos previstos en la normativa aragonesa, salvo los relativos a la presentación de solicitudes y recursos, con las especificaciones establecidas en los artículos 10 y 11 del citado decreto-ley en materia de urbanismo y medio ambiente. La declaración no exime al solicitante del cumplimiento de los requisitos legales exigidos para que se otorguen las autorizaciones necesarias, ni condiciona a la Administración en la aplicación de la normativa legalmente exigible.