Aumentar la competitividad de la energía termosolar en Sudáfrica

0

Si bien Sudáfrica está avanzando hacia el aumento de competitividad de la energía termosolar, la repetición de parámetros de proyecto inflexibles puede dificultar la reducción de costes en la realidad. Aalborg CSP anima el mercado a diseñar especificaciones técnicas para los sistemas de generación de vapor que permitan la mejora de la tecnología, así como a fomentar el desarrollo de tecnología optimizada. Con los parámetros de diseño adecuados a los requisitos que exigen las calderas tradicionales de centrales eléctricas, Aalborg CSP es capaz de reducir el CAPEX de los sistemas de vapor hasta en un 35%.

Dado que el Departamento de Energía tiene el objetivo de generar 1.200 MW provenientes de energía termosolar en 2030, Sudáfrica podría ayudar a la reducción sustancial de los precios, así como a hacer la energía termosolar mas competitiva a nivel mundial. Hasta el momento hay siete proyectos de energía termosolar con un total de 600 MW, que han sido licitados en las tres primeras rondas del programa REIPPP, para abastecer la creciente demanda de electricidad del país de una manera sostenible. A pesar de que las tarifas de la Ronda 3 de energía termosolar reflejan una tendencia a la baja en comparación con la Ronda 1 y Ronda 2, otras tecnologías renovables han mostrado una tasa de reducción de precios más alta dejando espacio a la energía termosolar para mejorar la ventaja competitiva.

FuturENERGY
Para aprovechar el enorme potencial de Sudáfrica para la mejora de la tecnología mundial, es vital evitar la repetición de estructuras de proyectos de mercados establecidos, que tienen tendencia a bloquear la creación de valor en el desarrollo de proyectos. Para los componentes clave de la energía termosolar, como los sistemas de generación de vapor, se observa con frecuencia que las especificaciones técnicas a menudo se estandarizaron, las hojas de datos se han aplicado en varias ocasiones en los procesos de licitación durante muchos años y, a menudo contienen parámetros de diseño inadecuados a los requisitos tradicionales de calderas de centrales eléctricas. Esto puede afectar negativamente a la mejora tecnológica en los mercados emergentes como Sudáfrica, ya que conlleva el riesgo de un exceso de la ingeniería, el aumento de los costes de materiales y un como resultado frena la competitividad de la energía termosolar.