Authors Posts by FuturENERGY

FuturENERGY

1249 POSTS 0 COMENTARIOS

Estamos avanzando hacia una nueva era en la que la tecnología cambia el transporte de personas y mercancías de forma radical y exponencial. Los ciudadanos no sólo tenemos más opciones para elegir cuando viajamos de un punto A, a un punto B, sino que también, nuestros viajes están cada vez más ligados a soluciones inteligentes y digitales. Hoy más que nunca, podemos constatar ese mantra que reza que el sector de la Automoción cambiará en el próximo lustro tanto o más de lo que lo ha hecho en los últimos 50 años.

Esta tendencia muestra una (R)evolución que no solo se evidencia en nuevas tecnologías de propulsión desde una perspectiva industrial, como el vehículo eléctrico, sino también desde una vertiente tecnológica, con estrategias dirigidas al vehículo conectado, compartido y autónomo.

En lo industrial, la producción en cadena (o producción en serie), supuso un claro avance en la era industrial del Siglo XX. El modelo de línea de montaje en masa para ensamblar automóviles a gran escala revolucionó en aquel entonces el sector, abaratando los costes para hacer los coches más accesibles a la clase media del momento, que unos años atrás no se podría haber permitido comprar un vehículo en propiedad. Leer más…

Arturo Pérez de Lucia
Director General de AEDIVE

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

En 2017, la industria eólica invirtió 51.200 M€ en Europa, incluyendo inversiones en nuevos activos, operaciones de refinanciación, fusiones y adquisiciones a nivel de proyecto y corporativo, transacciones en el mercado público y el capital privado recaudado. La energía eólica representó la mayor oportunidad de inversión en el sector eléctrico, representando la mitad de todas las inversiones en 2017. La tecnología se considera un importante motor para adelantar a los combustibles fósiles y los activos energéticos convencionales. La competitividad de los costes y las percepciones de riesgo reducidas han atraído a los actores del mercado nacional e internacional, que buscan diversificar sus carteras y / o alinearse con sus objetivos de sostenibilidad.

En 2017 Europa invirtió un total de 51.200 M€ en energía eólica, re¬presentando la mitad de todas las inversiones en el sector energé¬tico en dicho año. La cifra de inversión total fue un 9% superior a la de 2016. El desarrollo de nuevos parques eólicos representó 22.300 M€ de dicha cantidad. Esto datos están recogidos en el informe de WindEurope “Tendencias de Financiación e Inversión” reciente¬mente publicado. Estos más de 22.000 M€ invertidos en nuevos parques eólicos bajaron de los 28.000 M€ invertidos en 2016, pero cubrieron más potencia, 11,5 GW en comparación con 10,3 GW del año anterior, lo que refleja la caída de costes de la energía eólica.

El resto de la inversión se destinó a la refinanciación de parques eólicos existentes, la adquisición de proyectos y de compañías in¬volucradas en el sector eólico y en la recaudación de fondos en el mercado público. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

La movilidad urbana es un reto transversal de las ciudades en Latinoamérica. La congestión, con consecuencias de pérdida de productividad y calidad de vida, es habitual en grandes ciudades latinoamericanas. São Paulo, Bogotá, Ciudad de México, Medellín y Río de Janeiro aparecen en los primeros lugares en rankings globales que miden este fenómeno1. Esto sucede aun cuando estas ciudades han puesto en marcha sistemas integrados de transporte público (por ejemplo, Bus Rapid Transit en diferentes modalidades) lo que señala la necesidad de atender el desafío de la creciente motorización con políticas específicas. De hecho en algunos casos, se evidencia una crisis de imagen de los sistemas de transporte público, donde los ciudadanos demandan cambios cualitativos (menos saturación, seguridad personal, mejor experiencia de viaje, servicios mejor segmentados, nuevas tecnologías vehiculares) más allá del hecho que estén disponibles.

Por otra parte, las megatendencias de electrificación, digitalización, vehículos autónomos y economía compartida, han permeado la discusión de políticas públicas en materia de movilidad. Los vehículos eléctricos y los avances en materia de autonomía y coste irán mejorando progresivamente la viabilidad de estas tecnologías en el mercado. Por otra parte, el Internet de las Cosas empieza a tomar fuerza como plataforma para aumentar la eficiencia de las operaciones del transporte. En la presente década, los transportes no mo-torizados como la bicicleta han consolidado su espacio en el rango de soluciones. Aún más recientemente, la movilidad peatonal, la seguridad vial, la equidad en el acceso y la perspectiva de género; han enriquecido el debate.

En un momento de transición y disrupción es fácil perdernos en el último avance tecnológico anunciado en las redes sociales como panacea. Sin embargo, no debemos apartarnos del concepto básico de movilidad, porque ni la electrificación, ni los vehículos autónomos o la digitalización resolverán en sí mismos los problemas de congestión, contaminación e inseguridad que enfrentan los latinoamericanos al desplazarse en sus ciudades. Jarrett Walker define movilidad como la facilidad para movernos más allá del rango de caminata (Jarrett Walker, “Human Transit”). Es más bien un reto de variedad de opciones y menos de tecnologías, aunque las tecnologías juegan un papel fundamental para habilitar y hacer eficientes las diferentes opciones. Leer más…

Jorge Augusto Suárez Velandia
Asesor en electromovilidad y soluciones de transporte para Volvo Group México y colaborador de Volvo Bus Norteamérica

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

Más de 150 millones de personas en Latinoamérica viven en áreas que exceden los límites de contaminación del aire permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las ciudades latinoamericanas calificadas por la OMS como las urbes con el aire más contaminado son Santiago de Chile, Ciudad de México, Medellín, Bogotá, São Paulo, Buenos Aires y La Paz. Algunas de estas, como Santiago de Chile, Ciudad de México y Medellín ya han tenido que tomar medidas de contingencia en 2017.

Con una economía estable y creciente en la mayoría de los países de Latinoamérica, áreas urbanas de gran extensión y en proceso de expansión, una población que aumenta a tasas superiores a otras regiones y parques automotores que van en aumento1, los efectos en la calidad del aire y los relacionados con el cambio climático han empezado a colocar el sector transporte como alta prioridad en las agendas políticas en la región.

El potencial para mitigar los efectos en salud y cambio climático del sector transporte en Latinoamérica a través de la introducción de vehículos eléctricos (electromovilidad) es enorme, con la gran ven¬taja de tener una matriz de generación eléctrica con alta participa¬ción de las energías renovables. Leer más…

Julián Gonzalez & Ana Milena Angel
HINICIO

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

Para garantizar un uso sostenible de la energía y aprovechar los recursos naturales de México, en la Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios, publicada en diciembre de 2016, se establecen las políticas y acciones para los próximos 15 y 30 años. En el análisis de esta Estrategia se identifican: industria, edificios y transporte, como los principales consumidores de energía; siendo este último el de mayor consumo al concentrar el 46% de la energía total consumida en el país. El 92% de esta energía corresponde al transporte particular, utilizada principalmente en forma de gasolinas y naftas por vehículos privados de pasajeros, y el resto en forma de diésel por autobuses de pasajeros y camiones de carga. Esto implica que los vehículos privados de pasajeros consumen aproximadamente el 30% de toda la energía del país.

A medida que avance el desarrollo económico nacional, se estima que la demanda de transporte y movilidad continúe aumentando, para satisfacer los requisitos de los sectores y la población en general. En este sentido, en dicha Estrategia se identifica al transporte como uno de los sectores con mayor po-tencial de abatimiento de energía, al contribuir con un 52% al objetivo establecido para 2050 de alcanzar un potencial de ahorro de 3.190 PJ (42%). Para ello se habrá de reducir la intensidad energética del con¬sumo final un 1,9% anual durante el periodo 2016- 2030 y un 3,7% en el lapso 2031-2050.

Para contribuir al cumplimiento del objetivo, se fomentan acciones para un mejor aprovechamiento en el uso de la energía en transporte, entre las cuales destacan: el impulso a ciudades sostenibles, que permitan un mayor uso de tecnologías vehiculares eficientes, así como el robustecimiento de la infraestructura, que facilite la integración de modalidades de transporte, como los vehículos eléctricos. Leer más…

Leonardo Beltrán Rodríguez
Subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía (SENER)

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

La ciudad de Valladolid ha experimentado una fuerte transformación urbana a través de la innovación, y en esa transición hacia un crecimiento inteligente como ciudad resiliente frente al cambio climático, la movilidad eléctrica ha sido una constante estratégica. Tal es así que las acciones de electromovilidad están presentes en muchos de los proyectos europeos en desarrollo en la ciudad, cofinanciados con fondos H2020 y FEDER.

En sus hitos de planificación Valladolid ha implantado una metodología de innovación abierta, proporcionando a las pymes y startups que desarrollan proyectos innovadores espacios físicos en los que pueden generar sus nuevos productos o servicios. Además, el propio Ayuntamiento impulsa con el ejemplo y su flota eléctrica ya supera las 20 unidades, destacando los cinco autobuses eléctricos que prestan sus servicios en línea regular, existe un servicio de car sharing para su personal y un Programa de Vehículos Limpios, que prioriza la compra de vehículos eléctricos y de energías alternativas, siendo un programa sectorial dentro del Plan Integral de Movilidad Urbana Sostenible y Segura de la ciudad de Valladolid (PIMUSSVA), que fue pionero en su género en 2004 y actualmente en revisión.

La Oficina del Vehículo Eléctrico, dentro de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, es la encargada de la coordinación y promoción de todas las iniciativas municipales y de entidades públicas y privadas, relativas al fomento de la movilidad eléctrica, así como todos aquellos proyectos destinados a la dinamización empresarial alrededor de la movilidad sostenible. Leer más…

Modesto Mezquita
Coordinador de Innovación, Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid. Presidente del Subcomité 3 Movilidad y Plataformas de Transporte del CTN 178 Ciudades Inteligentes (MINETAD/AENOR)

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

En territorios como las Illes Balears, la cuestión insular ha supuesto enormes retos históricamente, como la menor conectividad, los costes de transporte o incluso la distancia y diferencias geográficas con respecto a ciudades continentales, que en ocasiones acaba llevando a normativas o decisiones no adaptadas a la realidad insular. En la transición energética, sin embargo, la particularidad insular puede convertirse en un importante activo. En las islas es posible llevar a cabo determinadas actuaciones antes que en el continente. De hecho, pueden convertirse en laboratorios vivos en los que consolidar avances tecnológicos y regulatorios antes de su despliegue en otros territorios.

El ejemplo más claro es la movilidad eléctrica: las reducidas dimensiones de las islas hacen que las autonomías de los actuales vehículos eléctricos – cercanas a los 300 km– sean más que suficientes para la gran mayoría de necesidades. Por ejemplo, la distancia más larga que se puede recorrer en Mallorca de un punto a otro está en torno a los 120 km. En el caso de Formentera, no llega a los 25 km.

Esta singularidad de la insularidad es una de las bases de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Illes Balears, que ha iniciado su tramitación. Las islas son especialmente vulnerables al cambio climático, y pueden y deben liderar las medidas para combatirlo. Por ello, la Ley traza una hoja de ruta para la descarbonización total de la economía de las Islas con un horizonte de 2050 en línea con las estrategias internacionales. Por una parte, el Acuerdo de París vincula a la UE y sus estados miembros a combatir el cambio climático, y por tanto, en el caso de España, a las CC.AA. en sus ámbitos competenciales. Por otra, recientemente España se adhirió a una declaración política europea en la que reconocía el “potencial de los territorios insulares de ser arquitectos de su propia transición energética” y se comprometía a apoyar a dichos territorios en sus transiciones energéticas. Leer más…

Joan Groizard Payeras
Director General d’Energia i Canvi Climàtic, Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat Illes Balears

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

Volante de inercia de la subestación Mácher 66 kV (Lanzarote, España). Foto cortesía de REE | Flywheel at the Mácher 66 kV substation (Lanzarote, Spain). Photo courtesy of REE

A.T. Kearney Energy Transition Institute ha publicado un informe titulado “Electricity Storage”, que refleja el estado de las tecnologías de almacenamiento y los desarrollos futuros en el almacenamiento de electricidad. El principal hallazgo del informe es que el almacenamiento de electricidad es una tecnología esencial de la transición energética. El informe también señala que, considerando la tendencia de electrificación en muchos sectores y el crecimiento de las soluciones energéticas descentralizadas, la demanda de almacenamiento de electricidad solo crecerá, al menos durante la próxima década. Sin embargo, las soluciones de almacenamiento de electricidad aún deben demostrar la viabilidad comercial en varios segmentos, escalas y aplicaciones. Y las innovaciones en curso prometen soluciones interesantes en adelante.

Operar sistemas energéticos es una tarea complicada, ya que la oferta y la demanda deben estar exactamente equilibradas en todo momento. Almacenando fuentes de energía primaria, como carbón y gas, o agua en presas hidroeléctricas, los operadores de sistemas han evitado la necesidad de almacenar electricidad. Sin embargo, los sistemas eólicos y fotovoltaicos hacen que oferta y demanda sean más difícil equilibrar, ya que aumentan la necesidad de flexibilidad del sistema, pero no contribuyen de manera significativa a ello.

La gestión de la flexibilidad se puede optimizar perfeccionando los modelos de predicción de la producción de parques eólicos y solares, ajustando las regulaciones del mercado y refinando el diseño de los sistemas energéticos. Pero se necesitará flexibilidad adicional por el lado de la demanda, mejores conexiones entre mercados, mayor flexibilidad en el suministro de energía de carga base y almacenamiento de electricidad. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

La inversión en energía limpia en el primer trimestre de 2018 fue de 61.100 M$, un 10% menor que el año anterior, sin embargo hubo puntos fuertes. Los países en desarrollo destacaron en inversión de energía limpia en los primeros tres meses de 2018, con China una vez más representando más del 40% del total mundial, y proyectos llamativos que cerraron la financiación en Marruecos, Vietnam, Indonesia y México.

Las últimas cifras trimestrales de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) muestran una inversión global de energía limpia de 61.100 M$ en el primer trimestre de 2018, un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior. En el trimestre finalizado en marzo, la inversión solar cayó un 19% hasta 37.400 M$, afectada tanto por una actividad más débil en algunos mercados, como por los precios unitarios más bajos para los sistemas fotovoltaicos. BNEF estima que los costes de capital de referencia a nivel mundial en dólares por MW para la energía solar fotovoltaica a gran escala han caído un 7% en el último año.

BNEF espera que el mundo instale aún más energía solar este año que el récord del año pasado de 98 GW. Dos de los principales impulsores son el boom en curso en China tanto para los sistemas fotovoltaicos locales a pequeña escala como a gran escala, y la financiación de parques solares muy grandes en otros países en desarrollo, a medida que la competitividad de los costes continúa mejorando. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

Roberto San José Mendiluce, vallisoletano de nacimiento y residente en esta ciudad castellano-leonesa, tiene 51 años y ostenta desde hace seis años y medio el honor de ser el primer taxista 100% eléctrico de España. Con 12 años a sus espaldas como taxista, en octubre de 2011 su vida cambió por completo, cuando sin saberlo adquirió el primer taxi 100% eléctrico de España. Desde entonces, ha recorrido con su vehículo eléctrico Nissan LEAF más de 323.000 km. En este artículo, el propio Roberto nos cuenta su experiencia en estos seis años y medio, con un balance muy positivo en todos los sentidos, como vemos a continuación.

Para tomar la decisión de comprar un taxi 100% eléctrico básicamen¬te comparé los gastos de combustible generados por mi anterior taxi, un Volkswagen Touran 2.0 TDI 140 CV DSG (con un consumo estima¬do de 8,5 l/100), sabiendo que en cuatro años y medio había recorrido 320.000 km, consumiendo unos 27.200 litros de combustible, y consi¬derando un coste aproximado del mismo de 1,2 €/litro, el coste total de combustible ascendía a 32.640 €. Por otro lado el coste de compra del Nissan LEAF era de 30.650 € (teniendo en cuenta un descuento de 6.000 € por una subvención). Considerando el consumo del taxi anterior (8,5 l/100) y el coste del combustible en 1,20 €, la inversión en la compra del taxi eléctrico quedaba amortizada al cabo de 300.000 km recorridos (coste combustible diesel 30.600 €).

Por supuesto al gran ahorro en combustible hay que sumar el ahorro en gastos de mantenimiento y averías. Hablamos de pas¬tillas de freno (sirva de ejemplo que todavía conservo las pastillas originales y con el 50 % de uso), filtros, correas, inyectores, juego distribución, etc. Leer más…

Roberto San José Mendiluce
Primer taxista 100 % eléctrico de España desde octubre 2011

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

COMEVAL