Avanza el proyecto de construcción de una central de biomasa para abastecer de calefacción y agua caliente a Guadalajara

Contará con 24 kilómetros de redes subterráneas en la capital y podrá abastecer a comunidades de vecinos, edificios públicos, instalaciones deportivas, etc.

Cuando se presentó este proyecto parecía una utopía pero lo cierto es que la creación de una central de biomasa en Guadalajara está más próxima en el calendario. Se trata de una central con capacidad de producción de 80 millones de kw/año que consumirá unas 30.000 toneladas de biomasa, esto es, restos de podas y trabajos de limpieza de montes. Rebi, la empresa que ejecuta este proyecto, ya ha conseguido la declaración de impacto ambiental y se encuentra ahora a la espera de obtener la licencia de obra. El plazo de construcción de la central térmica será de entre 9 y 12 meses, y el del total del proyecto, tuberías incluidas, aproximadamente dos años o dos años y medio, según han informado a este medio fuentes de la empresa.

FuturENERGY
El proyecto contempla primero la construcción de la central de biomasa, en terrenos del polígono El Balconcillo, y, después, el soterramiento de las tuberías de la red que suministraría calor a distintas zonas de la capital, concretamente, a calefacciones de comunidades de vecinos y el servicio de agua caliente principalmente. Esta red podría alcanzar los 24 kilómetros de ida y vuelta para la distribución del agua calentada a los edificios de la capital. Los potenciales clientes podrían ser comunidades de vecinos, edificios públicos, instalaciones deportivas, etc.

La empresa Rebi ya dispone de la primera central de este tipo en Soria. En su caso, la planta es el origen del servicio de calefacción y agua caliente sanitaria que llegará próximamente a más de 2.500 viviendas del centro y norte de la capital. De esta forma, Soria dejará de emitir 7.850 toneladas de CO2 al año con el cierre de las calderas comunitarias de gas y gasoil de los vecinos adheridos a la red.

La biomasa se trata de energía verde, limpia y renovable que además compite en precios con otras fuentes tradicionales, como es el petróleo, el gas o la electricidad, siendo más económica.