Barcelona apuesta por la electromovilidad

Las políticas y estrategias de transporte y movilidad persiguen promover los desplazamientos de personas y bienes, reduciendo su impacto en la calidad de vida de nuestras ciudades. Siendo que las facilidades para la movilidad urbana hacen más o menos atractivas y eficaces las ciudades, también se observa que una movilidad desaforada y basada en vehículos particulares, de consumo intensivo de combustibles fósiles, convierte nuestro espacio público en ecosistemas agresivos y poco saludables para las personas.

Los vehículos eléctricos, y otras energías alternativas como el gas natural, son imprescindibles como solución complementaria en los Planes de Movilidad Sostenible, sobre todo en las grandes ciudades, ya que vienen a soslayar alguno de los inconvenientes derivados de las emisiones de los propulsores de combustión, y permiten alcanzar objetivos que con otro tipo de vehículos no se llegarían a conseguir, o que cercenarían profundamente nuestra capacidad de gestionar desplazamientos con un impacto contenido.

El desarrollo de la movilidad en base a vehículos eléctricos es una oportunidad para dar un salto cualitativo en la transformación del sistema de movilidad y del sistema energético, de tal manera que se reduzcan aún más las emisiones de contaminantes locales, las emisiones de CO2, el ruido, el consumo energético, consiguiendo una ciudad más resiliente. Leer más…

Angel López Rodríguez
Director del Programa de Electromovilidad, Ajuntament de Barcelona

Artículo publicado en: FuturENERGY Septiembre 2015