Cabrera de Mar reducirá un 20% la factura energética de sus instalaciones deportivas con nueva caldera de biomasa

0

La caldera abastecerá las necesidades térmicas de la piscina municipal y el pabellón de deportes y se alimenta de astilla procedente de los bosques catalanes

El grupo Fulton permitirá al municipio barcelonés de Cabrera de Mar ahorros en la factura energética de entorno al 20% con la instalación de una nueva caldera de biomasa que abastece las necesidades térmicas de la piscina municipal y el pabellón de deportes.

La caldera de biomasa de 200 kW, se abastece de astilla forestal, permite abastecer de energía térmica a ambas instalaciones y ha contado con un presupuesto de 250.000 euros. Una vez terminadas todas las obras de inversión en energías renovables se conseguirá una importe reducción de las emisiones de CO2.

FuturENERGY
 

La astilla tiene origen en la limpieza de los bosques que están alrededor del mismo municipio y se considera una buena manera de rentabilizar la gestión de los bosques catalanes. Efectivamente, el aprovechamiento de la energía acumulada en la madera, sobre todo para usos térmicos, es a día de hoy un hecho en la mayoría de países de la Europa Occidental.

Dicha intervención se encuadra dentro del contrato del suministro energético – tanto eléctrico como térmico – y mantenimiento de las instalaciones deportivas del municipio que se adjudicó a la empresa. Un contrato cuyo importe asciende a 1,4 millones de euros, para próximos quince años, y con el que se pretende racionalizar y optimizar el uso de la energía, renovar los equipos e instalaciones y mejorar su mantenimiento para conseguir unos altos niveles de confort térmico y al menor coste.

El resto de actuaciones previstas van a asegurar un ahorro energético térmico del 20% – en torno a los 2.300.000 kW – y un ahorro eléctrico del 26,46% – sobre los 914.000 kW. Pero además este ahorro energético conllevará una reducción de las emisiones de CO2 en torno a las 10,5 toneladas a lo largo de todo el contrato.