Cellers Can Blau, del grupo Juan Gil Bodegas Familiares,una bodega sostenible, 100% autónoma energéticamente

Juan Gil Bodegas Familiares apuesta por la construcción sostenible. En su cultura medioambiental,  los principios de sostenibilidad y eficiencia energética marcan la actividad a lo largo de todo el ciclo productivo, unido a la necesidad de buscar siempre la excelencia en todos los procesos. Estos fundamentos encuentran su máxima expresión en su bodega Cellers Can Blau, D.O. Montsant, en El Molar, dentro de la comarca del Priorato en Tarragona, una bodega 100% sostenible que evita al año hasta 66 toneladas de emisiones de CO2 y unos 15.000 euros de ahorro en consumo energético.

Las horas de sol en la zona -radiación de 1.963,7 kWh/kWp anuales- favorecen el buen crecimiento de las viñas y la maduración de las uvas y además posibilitan una elevada producción fotovoltaica.

FuturENERGY
La instalación fotovoltaica de Cellers Can Blau fue realizada por Immodo Rentasol (instaladora) y Konery (ingeniería), con paneles solares e inversores fotovoltaicos suministrados por Krannich y acumuladores por Daisa. Un sistema FV híbrido con apoyo de grupos electrógenos, con 192 placas solares policristalinas Axitec 245P/156-60S, con una potencia total de 47 kWp. Estos paneles, sobre el suelo con una inclinación de 50º, producen 68 MWh al año, suponiendo un ahorro de 66 toneladas de CO2, comparado con la generación de carbón. Los inversores fotovoltaicos de SMA, 9 Sunny Island 8.0H y 2 Sunny Tripower 20TLEE, conectados a la Multicluster Box 12.3 y a 3 Sunny Remote Control por una Sunny WebBox, ofrecen una completa solución de monitorización para medir la producción y el consumo. Los 72 acumuladores solares de plomo-ácido 2V BAE 24 PVS 4560Ahcon C100h de 4090Ah completan la instalación que ocupa 312,36 m2.

La hibridación -producción fotovoltaica y generador diesel- permite el abastecimiento continuo que cubre totalmente la demanda energética de la bodega, incluso de noche o en días nublados. El consumo que podría superar los 11.000 kWh al mes, al ser atendido por fuentes renovables, supone un gasto económico mucho menor, con un ahorro en la factura de la luz de casi 15.000 euros anuales.

Cellers Can Blau, una bodega que el grupo Juan Gil creó en 2004, cuenta con 35 hectáreas de viñedos con una edad media de 40 años. Trabaja con tres variedades cultivadas en tres tipos de suelos de diferente composición: arenoso y arcilloso para la cariñena o mazuelo; suelo calizo para la syrah, y pizarra y caliza que acoge a la garnacha, lo que aporta a la uva personalidad y características especiales.  Produce vinos con marca Blau, Can Blau y Mas de Can Blau.