Cementerio de Les Corts, primer equipamiento autosuficiente de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona y Cementerios de Barcelona, a través de la Agencia de Energía de Barcelona, han llevado a cabo las obras para mejorara la eficiencia energética del Cementerio de Les Corts, y convertirlo así en el primer equipamiento autosuficiente de Barcelona. El recinto funerario se ha dotado de una instalación fotovoltaica para el suministro eléctrico, una instalación solar térmica para la producción de agua caliente sanitaria y se ha renovado la instalación de climatización y los sistemas de iluminación con led. Estas actuaciones permitirán reducir el consumo energético global en un 30% y evitar la emisión de 33,5 t/año de CO2 a la atmósfera. Las obras se han llevado a cabo durante el verano y han supuesto una inversión de cerca de 310.000 euros.

La instalación fotovoltaica proporciona el 90% de la demanda de electricidad del recinto funerario y funciona de manera autónoma de la red eléctrica la mayor parte del tiempo. En total, se han instalado 217 módulos fotovoltaicos sobre 8 de las cubiertas de los diferentes bloques de nichos del cementerio y sobre la cubierta del edificio de brigadas. La planta produce unos 74.500 kWh/año y cubre el consumo eléctrico previsto, alrededor de los 69.000 kWh/año.

FuturENERGY
En cuanto a la instalación solar térmica, ésta permite cubrir el 90,77% de las necesidades de agua caliente sanitaria. Dos captadores solares térmicos, ubicados sobre la cubierta del edificio de brigadas, con una superficies de 3,48 m2, servirán para abastecer la demanda de agua caliente sanitaria del cementerio, unos 2.120 kWh / año.

Otra de las intervenciones llevadas a cabo ha sido la renovación de la instalación de climatización existente. Esta actuación ha consistido en la incorporación de máquinas de alta eficiencia que permiten reducir en un 40% el gasto energético actual derivado de la adecuación de las condiciones ambientales de los edificios de brigadas y administración.

La sustitución del sistema de iluminación, tanto el interior como el exterior, ha supuesto un ahorro de energía eléctrica del orden del 65% del consumo eléctrico destinado a iluminación. Para conseguirlo, se han reemplazado la práctica totalidad de las luminarias existentes por luminarias LED.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del Plan de Autosuficiencia Energética impulsado por Hábitat Urbano, para reducir la importación de energía procedente de la red y hacer de Barcelona una ciudad autosuficiente energéticamente.

Compromiso con el medio ambiente

Placas fotovoltaicas. En el año 2011, Cementerios de Barcelona inauguró una instalación de energía solar fotovoltaica en el cementerio de Montjuïc. El parque solar, el primero en los recintos funerarios de Barcelona, supuso una inversión de 290.000 euros.

Ubicado en la cubierta de 8 bloques de nichos cercanos al crematorio, la instalación ocupa una superficie de 700 metros cuadrados y permite reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en 135 toneladas, de SO2 en 369 kilos y de NOx en 246 kilos.

Filtros de dioxinas. Los cementerios de Barcelona fueron pioneros en España en la utilización de los filtros de dioxinas y en este momento todos los crematorios de la ciudad cuentan con estos dispositivos. Los 2 filtros de dioxinas instalados en los crematorios de Montjuïc así como el ubicado en el crematorio de Collserola permiten reducir al mínimo la emisión de polvo, gases contaminantes y metales pesados ​​(pasando de 50 mg/Nm3 a 10 mg/Nm3).

La instalación de estos filtros así como la puesta en funcionamiento de un nuevo horno crematorio, el séptimo, (4 en Montjuïc y 3 en Collserola), se llevaron a cabo para dar respuesta a la creciente demanda en incineraciones producida los últimos años.