Ciclo combinado de 161 MW de Wärtsilä en Arabia Saudí

Wärtsilä ha firmado en Arabia Saudí un importante contrato para suministrar a la compañía Yamama Cement una central de ciclo combinado de 161 MW. Wärtsilä ejecutará un proyecto completo ‘llave en mano’ o EPC (ingeniería aprovisionamiento y construcción). Además del contrato llave en mano, se han firmado también un acuerdo para la gestión de la operación y el mantenimiento durante cinco años, y un acuerdo de suministro de piezas de repuesto durante diez años.

La central eléctrica comprende diez motores duales de 18 cilindros del tipo Wärtsilä 50 y una turbina de vapor. El importe del pedido es de 115 millones de euros aproximadamente. El contrato estaba incluido en la cartera de pedidos del primer trimestre de 2016, pero el anuncio se ha retrasado hasta junio de 2016 mientras se cerraban los detalles técnico-comerciales y se concluía el acuerdo de gestión de la operación y el mantenimiento. La central eléctrica se entregará en cuatro fases. Se estima que la primera fase se suministre a finales de 2017, y está previsto entregar la central completa durante el segundo trimestre de 2019. La entrega está coordinada con los plazos de construcción de una nueva cementera de Yamama.

FuturENERGY
Se trata de una central eléctrica de combustible doble, que funcionará principalmente con gas natural y que usará gasóleo y petróleo como combustibles suplentes. Será la primera central de gas en ciclo combinado que instale Wärtsilä en Arabia Saudí. La central proporcionará electricidad para el funcionamiento de la fábrica de Yamama, que tiene una capacidad de producción de 20.000 toneladas al día de cemento. Debido a que las fábricas están situadas en lugares remotos, la mayor parte de la industria cementera en Arabia Saudí está alimentada por centrales eléctricas de uso propio como ésta.