Cinco apps para mejorar la eficiencia energética en las ciudades inteligentes ganan el Efficient Energy Appathon

Schneider Electric y Microsoft han premiado las cinco aplicaciones móviles más innovadoras en materia de eficiencia energética para ciudades inteligentes en la primera edición del Efficient Energy Appathon. Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, invitó a los desarrolladores de aplicaciones a trabajar durante dos meses y medio en herramientas para las plataformas Windows y Windows Phone para resolver los desafíos energéticos de las ciudades de hoy en día, siempre con la ciudad inteligente en mente y con el objetivo de aumentar el conocimiento de los habitantes sobre sostenibilidad energética de forma amigable y creativa.

Microsoft y Schneider Electric, concienciados con la importancia de promover el desarrollo de ciudades sostenibles, innovadoras y abiertas, desarrollan esta iniciativa de forma conjunta como muestra de su compromiso con la sociedad y la comunidad de desarrolladores, poniendo a su disposición el mayor número de oportunidades para facilitar el desarrollo de apps.

FuturENERGY
Aplicaciones para una gestión más eficiente de la energía en las ciudades

La aplicación ganadora, BCNSunny, viene de la voluntad de dar una segunda vida a las azoteas de la ciudad de Barcelona. Detrás de esta idea, tres jóvenes de perfiles muy distintos se han unido con el mismo objetivo, mejorar la sostenibilidad de su ciudad. Amaya Pou es profesora de psicología, Eva Molins es diseñadora freelance y Cristina Bosom, desarrolladora web. La app que han desarrollado, ayudará a redescubrir las oportunidades que brindan los terrados de Barcelona con una lista de alternativas sostenibles. En esta primera versión, los usuarios descubrirán de manera sencilla el potencial solar de su terrado, pero en una futura actualización, la aplicación incluirá otras alternativas como un huerto urbano o prácticas como la cocina solar, entre otras.

La plata se la ha llevado CommuniThermo, una aplicación que permite al usuario votar si está o no a gusto con la temperatura del lugar donde se encuentra, pudiéndose aplicar en espacios públicos como bibliotecas, oficinas, cines o centros comerciales. Batul Maarouf Rajab, Ingeniera de Telecomunicaciones de 25 años, tuvo esta idea observando a la gente quejarse de la temperatura en los autobuses este verano.

En tercer lugar quedó BCNatura, que ayuda a los usuarios a minimizar su huella de carbono en la ciudad fomentando el uso de servicios públicos como el reciclaje o el transporte público a partir de la información Open Data que ofrece el Ayuntamiento de Barcelona.

En cuarto lugar, e-Recarga permite localizar puntos de recarga de vehículos eléctricos, sabiendo si están ocupados y cómo llegar a ellos. El quinto ganador ha sido el juego PlugIt, que reta al usuario a equipar distintas habitaciones con electrodomésticos, siempre con un presupuesto fijado y buscando la máxima eficiencia energética.

La competición, dirigida a estudiantes desarrolladores de apps y el resto de la comunidad asociada, arrancó en el marco del Smart City Expo World Congress, celebrado el noviembre pasado en Barcelona. Durante todo el proceso creativo, los 25 equipos participantes han contado con un equipo de mentores que analizaron la viabilidad de sus creaciones y resolvieron cualquier duda, tanto en el momento de pasar de una idea a un concepto claro de aplicación como en el proceso de desarrollo de la herramienta. Divididos por área de especialización, los mentores provenían de distintas empresas e instituciones.

En materia de gestión de la energía, los concursantes contaron con la ayuda de los expertos de Schneider Electric David Castillo Santander, Miryam Salvador y Adrià Casas. Las ingenieras de la Agencia de Energía de Barcelona Elisabet Gallardo e Irma Soldevilla les ayudaron con las estrategias de política energética. Para darles consejos sobre pobreza energética, formaron parte del equipo de mentores Oriol Giménez y Argulló de La Fàbrica del Sol, Núria Salas de la Fundación ABD y Aniol Esquerra, responsable de proyecto de Ecoserveis. La visión estratégica ambiental y energética la dieron Marc Montlleó y Jose Lao, de Barcelona Regional.

Los concursantes contaron también con la experta en gamificación Elena Cañas, de CiviClub, y con los consejos del diseñador Steffen Becker, socio de Dotopen, y del consultor de negocio y estrategia digital Joaquím Alvarez, de Apps4BCN. Como experto en desarrollo de apps, los participantes contaron con la ayuda de Daniel España, consultor de Tokiota, partner de referencia en Cataluña de Microsoft. Toda la comunidad de mentores y participantes estuvo coordinada por Guillaume Teyssié, de Schneider Electric.

El jurado de la competición estaba formado por expertos del sector como María Serrano, Directora del Centro de Excelencia SmartCity de Schneider Electric, José Antonio Ondiviela, Western Europe Industry Market Development Manager de Microsoft, y Marc Montlleó, Director de Environmental & Energy Projects de Barcelona Regional. El jurado del concurso ha contado también con miembros honoríficos como Pilar Conesa, directora del Smart City Expo World Congress, Anna Majó, Directora de Sectores estratégicos e innovación de Barcelona Activa o María Galindo, coordinadora de Hábitat Urbano, uno de los departamentos del Ayuntamiento de Barcelona encargados del desarrollo de la Smart City.

El equipo ganador de la competición ha recibido un premio económico de 4.000 €; el segundo clasificado ha sido premiado con 2.000 €; y el tercer, cuarto y quinto puesto ha sido obsequiado con 1.000 €.