Cinco centrales eléctricas en Argentina para Wärtsilä

Wärtsilä ha conseguido cinco proyectos para unas centrales eléctricas destinadas a sustentar el desarrollo de la red nacional en la Argentina. Los contratos para tres de estas centrales, por un importe total de 78 M€, se han firmado con Industrias J.F. Secco S.A. (Secco), y están incluidas en la cartera de pedidos de Wärtsilä del segundo trimestre de 2016. Adicionalmente Wärtsilä se ha adjudicado dos proyectos con otros dos productores independientes de electricidad argentinos, los cuales se espera que entren en la cartera de pedidos de Wärtsilä en el tercer trimestre de 2016. La potencia total de las cinco centrales será de 382 MW. El importe de estos pedidos se estima en aproximadamente 150 M€ en total.

Las tres centrales eléctricas para Secco, con una potencia total de 192 MW, están todas basadas en motores Wärtsilä de combustible dual. Las centrales funcionarán principalmente con gas, y como combustible alternativo se usará fuelóleo (HFO). En dos de las centrales el suministro incluirá trece motores duales del tipo Wärtsilä 34DF, mientras que la tercera central dispondrá de cuatro motores duales del tipo Wärtsilä 50DF. Los emplazamientos están todos en la provincia de Santa Fe, en el centro de la Argentina. Está previsto entregar los equipos a principios de 2017, y las centrales entrarán plenamente en operación durante la segunda mitad de 2017. El contrato incluye el suministro amplio de equipos y de ingeniería (EEQ).

FuturENERGY
Estos proyectos surgen de un concurso convocado por CAMMESA, el operador de la red nacional, en nombre del Ministerio de Energía de la Argentina. El ministerio aspira a ampliar y reforzar más la red nacional para suministrar electricidad de modo fiable a la población y la industria argentinas. El gas natural, el combustible primordial de las centrales eléctricas, no está disponible durante varios meses al año, lo que hace por tanto que la tecnología de combustible dual de Wärtsilä, extremadamente eficiente, sea una solución muy adecuada. Es también una solución especialmente competitiva gracias a su capacidad para utilizar fuelóleo como combustible alternativo, que tiene un coste mucho menor que el gasóleo. Las centrales de Wärtsilä exportarán la electricidad a la red nacional de la Argentina bajo un contrato de compra de energía (PPA) acordado entre Secco y el gobierno argentino.