Cómo hacer funcionar el mundo sin esquilmar la tierra: Solar Impulse demuestra el potencial de las micro redes

Dar la vuelta al mundo en un avión alimentado exclusivamente con energía solar era algo que se crecía imposible hasta que Solar Impulse se elevó a los cielos el año pasado estableciendo un nuevo récord de vuelo sin escalas, cuando el piloto André Borschberg permaneció en el aire 117 horas y 52 minutos durante su vuelo desde Japón a Hawái. Las tecnologías que hacen que este avión pueda volar día y noche tienen importantes aplicaciones en tierra, especialmente en lugares sin acceso a las redes eléctricas o a otras fuentes fiables de electricidad.

Solar Impulse, que ha reanudado su vuelo alrededor del mundo en 2016, es famoso por haber volado más de medio mundo sin consumir ni una gota de combustibles fósiles. La energía que mueve el avión procede de una red eléctrica incorporada a bordo, que convierte en electricidad la energía solar captada por más de 17.000 células fotovoltaicas que cubren las alas y el fuselaje. Durante el tiempo en que el sol brilla sobre el avión, las células producen energía de sobra para mantener el avión en el aire, gracias a los motores eléctricos excepcionalmente eficientes de que está dotado. La energía sobrante se dirige a las baterías del avión, donde se almacena para utilizarla durante el tiempo de vuelo nocturno. De esta forma, Solar Impulse puede permanecer en el aire las 24 horas del día alimentado exclusivamente con energía del sol.

FuturENERGY
En tierra, las redes eléctricas autónomas como la de Solar Impulse, se conocen como micro redes. Son recursos energéticos generalmente ubicados en el lugar en el que se necesita la energía o cerca de él, y funcionan de manera controlada y coordinada. Tienen la ventaja de ser rápidos de instalar y de que pueden funcionar como redes autónomas, o conectadas a la red eléctrica principal. En localidades soleadas o ventosas, las micro redes pueden basarse en energías renovables, tales como parques solares a pequeña escala o aerogeneradores locales. Leer más…

Claudio Facchin
Presidente de la división Power Grids de ABB

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2016