Cómo las nuevas tecnologías impactan positivamente en la gestión energética

La irrupción de las nuevas tecnologías supone una gran oportunidad para potenciar la eficiencia energética y mejorar la sostenibilidad. La aplicación de avances técnicos como el IoT o el Big Data en el sector de la energía está generando un impacto muy positivo en el control y gestión energética. El almacenamiento energético está adquiriendo un papel protagonista en la gestión de la energía, ya que permite un ahorro en el consumo eléctrico, autonomía y control de la propia instalación, un consumo contratado menor y constante, y mayor sostenibilidad y aprovechamiento de las energías verdes. No obstante, para garantizar estos beneficios es necesario disminuir los picos de consumo tanto a nivel doméstico como industrial.

Así, soluciones como xStorage, nacidas de la colaboración entre Eaton y Nissan, facilitan el equilibrio en el consumo y permiten reducir el coste del mismo. Gracias a este tipo de soluciones, los usuarios, donde la legislación lo permita, podrían monetizar sus excedentes de energía vendiendo la electricidad almacenada a la compañía eléctrica. A nivel europeo, se están llevando a cabo iniciativas de ahorro de energía como el consorcio Green Data Net donde Eaton y Nissan participan activamente, poniendo de manifiesto que el consumo eléctrico de los datacenters en Europa alcanza ya el 2 y 2,5% del total y se estima que el crecimiento anual de del consumo para estas infraestructuras oscilará entre el 10 y 15%, lo que significa que en los próximos cinco años se doblará la demanda eléctrica.

FuturENERGY
 

Recientemente, Eaton presentó en el Smart Energy Congress 2017, en Madrid, “Energy Efficiency in the Digital Age”, algunas de sus propuestas centradas en el almacenamiento de energía y autoconsumo. En este sentido, José Antonio Afonso, Segment Manager en Eaton, analizaba cómo la eficiencia energética está fomentando las energías renovables en el entorno del datacenter y cómo es posible alcanzar la independencia energética de las infraestructuras optimizando las instalaciones de autoconsumo a través del almacenamiento energético.

En la actualidad, el marco regulador español no permite vender el excedente de energía y generar ingresos gracias al ahorro en nuestro consumo energético. No obstante, tarde o temprano esta bidireccionalidad en el suministro eléctrico será una realidad. Sin duda, creemos que eso es posible y las plantas piloto donde Eaton participa así lo demuestran”, ha señalado José Antonio Afonso, Segment Manager en Eaton.