Completada la primera desinstalación de parque eólico marino en el mundo

El trabajo en el desmantelamiento de los cinco aerogeneradores de 10 MW de potencia total, que compone el parque eólico Yttre Stengrund en Kalmar Sound, comenzó a finales de noviembre. El parque eólico estuvo en operación desde 2001 y había sido propiedad de Vattenfall desde 2006. La razón de la decisión de desmantelar todo el parque eólico marino en lugar de sustituir los aerogeneradores por unos nuevos y más modernos ha sido tanto financiera como técnica.

“Los aerogeneradores marinos que se instalaron en Yttre Stengrund eran modelos primitivos y sólo se produjeron alrededor de 50 de ellos en realidad. La dificultad de adquirir recambios para las piezas y el enorme coste que implica actualizar los aerogeneradores y los multiplicadores significaba que no era económicamente viable reemplazar los aerogeneradores” dice María Hassel, que logró proyectar la operación de desmantelamiento de Vattenfall.

La empresa nacional Svensk Sjöentreprenad (SSE) ha sido la encargada de desinstalar las palas y carcasas de los aerogeneradores, así como desinstalar las torres de cinco de ellos y los cimientos de hormigón. No hubo problemas importantes con el trabajo en sí, pero la operación se retrasó un mes debido al mal tiempo, que era un riesgo importante en todo el proceso de desmantelamiento.

Tomar la decisión de desmantelar un parque eólico cuando todas las inversiones de Vattenfall en nueva generación están en las fuentes de energía renovables puede parecer extraño.”Sí, puede parecer un poco una contradicción en los términos, pero Yttre Stengrund fue uno de los primeros parques eólicos y hemos aprendido mucho durante los casi 10 años que hemos estado operando él. Ese conocimiento, combinado con los costes prohibitivos y la dificultad técnica de la sustitución de las máquinas, hacen de esta una decisión relativamente sencilla. Tenemos lugares con mejores condiciones de viento en otras partes del país donde podemos construir nuevos proyectos eólicos aprovechando el conocimiento adquirido con Yttre Stengrund, “comenta María Hassel.

El trabajo se ha llevado a cabo respetando el medio ambiente, de conformidad con las decisiones tomadas por las autoridades ambientales involucradas. Vattenfall planea restaurar el emplazamiento de manera que cualquier rastro del antiguo parque eólico será insignificante. Los cables submarinos serán desinstalados en el verano de 2016.