La energía eólica tiene el potencial de proporcionar hasta el 30% de la energía de Europa en 2030 según cifras publicadas recientemente por WindEurope en sus informes Outlook to 2020 y Scenarios for 2030.

De acuerdo con las proyecciones de WindEurope, Europa podría estar en camino de alcanzar una tasa de instalación promedio de 12,6 GW/año hasta 2020. Esto llevaría a Europa a un total de 204 GW en 2020, la eólica marina representará la cuarta parte de las instalaciones. Para esta fecha la eólica sería la mayor energía renovable de Europa, superando a la hidroeléctrica y suministrando el 16,5% de la demanda de electricidad de Europa.

 

Con una cuarta parte del mercado mundial en el próximo período de cuatro años, la UE podría atraer más instalaciones que  EE.UU e India, aunque significativamente menos que China. Es probable que este crecimiento se concentre en sólo seis países (Alemania, Reino Unido, Francia, España, Holanda y Bélgica), que podrían acoger las tres cuartas partes de las instalaciones totales de los próximos cuatro años, mientras que Europa Central y Oriental están rezagadas.

El informe Scenarios for 2030 ilustra que la energía eólica todavía tiene un enorme potencial de crecimiento. El Escenario Central muestra que la eólica podría alcanzar un total de 323 GW, 253 GW en tierra y 70 GW en el mar. Esto incluiría también la repotenciación o ampliación de la vida de aproximadamente la mitad de la potencia eólica existente en la UE, que va a llegar al final de su vida útil antes de 2030. Esto significaría más que duplicar la potencia instalada a finales de 2016 (160 GW). Con esta potencia la eólica podría producir 888 TWh de electricidad, equivalente al 30% de la demanda de la UE.

Llegar a este hito será posible si están en vigor las políticas correctas y hay cambios significativos en el sistema energético. Esto incluye una mayor seguridad en la estabilidad de los ingresos a largo plazo; avances significativos en la integración de sistemas de renovables variables, incluyendo la construcción de redes e interconexiones; y compromisos políticos claros en materia de electrificación.

El Escenario High de WindEurope supone condiciones favorables de mercado y políticas, incluyendo el logro de un objetivo del 35% de energía renovable en la UE. En este escenario, en 2030 habría instalados en la UE 397 GW de potencia eólica, 298,5 GW en tierra y 99 GW en el mar. Esto supondría un 23% más de potencia que en el Escenario Central y dos veces y media más que la actualmente instalada en la UE.

En el Escenario Low, sin embargo, habrían 256,4 GW de potencia eólica en 2030, 207 GW en tierra y 49 GW en el mar, produciendo el 21,6% de la demanda de energía de la UE en 2030. Eso es un 20% menos de capacidad que en el Escenario Central.

Alemania, Francia y Reino Unido tendrían la mayor potencia instalada, con 85 GW, 43 GW y 38 GW respectivamente. Francia adelantaría a Reino Unido y España para colocarse en segundo lugar, gracias a las políticas que está poniendo en marcha el nuevo gobierno. Mientras tanto, Dinamarca, Irlanda, Estonia y Holanda formarán un club exclusivo de países que abastecen más del 50% de su electricidad a partir de la eólica en 2030.

Este crecimiento significaría 382 t de emisiones de CO2 evitadas anualmente y desbloqueará 239.000 M€ de inversión en el período 2017-2030, lo que permitirá a la industria eólica apoyar 569.000 empleos europeos para 2030. También evitaría la importación de 13.200 M€ de combustibles fósiles al año .

El CEO de WindEurope, Giles Dickson, declara: “La energía eólica está ahora firmemente establecida como la forma más barata de nueva generación de energía. Pero las perspectivas para 2020 son inciertas. La industria necesita planes vinculantes y ambiciosos de Acción Nacional sobre Energía y Clima que proporcionen claridad sobre los volúmenes posteriores a 2020, lo que permitirá que continúen las reducciones de costes. Esto requiere un buen resultado del Paquete de Energía Limpia de la UE. Con un ambicioso objetivo europeo de energías renovables de al menos el 35% para 2030, la industria eólica podría entregar volúmenes aún mayores a un coste competitivo.