Dos de cada tres españoles se comprarían un coche eléctrico si costara menos de 15 mil euros

Los vehículos eléctricos e híbridos son una tendencia al alza mundialmente. Lo cierto es que los niveles de contaminación, la mayor conciencia medioambiental y la necesidad de renovación del parque automovilístico (que supera los 12 años en España) son algunas de las claves para el despunte de este tipo de vehículos.

Concretamente en 2017 se matricularon 13.021 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables, un 110,6% más que en 2016. Estas cifras avalan la tendencia de que este tipo de vehículos están calando en la sociedad. De hecho, el 54% de los españoles ya se ha informado sobre este tipo de vehículos, que consideran una opción muy interesante, según revela un estudio elaborado por la startup española de compraventa de vehículos a clicars.com

La realidad es que el 70% de los españoles considera que será necesario en un futuro utilizar únicamente coches eléctricos o híbridos. Tanto es así, que nueve de cada diez encuestados manifestaban que, si pudieran económicamente, comprarían un vehículo eléctrico. El 42% sin ninguna duda. Además, todos ellos coinciden en que esto contribuiría notablemente a mejorar la actual situación medioambiental.

Escasez de redes públicas de carga, alto precio y baja autonomía, principales problemáticas

No obstante, a los beneficios innegables que tienen los vehículos eléctricos, los conductores encuestados por Clicars también apuntaban varias problemáticas: fundamentalmente la escasez de redes públicas de carga (24%), el alto precio (20%) y la baja autonomía (19%).

Respecto al precio, lo cierto es que casi el 60% de los españoles considera que los vehículos eléctricos no tendrán un precio asequible hasta después de 2020. Además, uno de cada tres encuestados apuntaba que hoy por hoy no tiene un coche eléctrico por su elevado precio, y el 65% lo tendría entre sus opciones preferentes a la hora de adquirir un nuevo vehículo de no ser por el precio actual. En gran parte (67%), culpan de ello a las grandes corporaciones y petroleras a la hora de suponer un freno a la fabricación más masiva de este tipo de vehículos.

Sin embargo, cuando se les pregunta por cuánto estarían dispuestos a pagar por un coche eléctrico, el 64% destinaría menos de 15 mil euros, el 28% entre 15 y 30 mil euros y el 6% más de 30 mil euros.