Duro Felguera y Elecnor construirán en México una central de ciclo combinado de 790 MW

Duro Felguera (DF), en consorcio al 50 % con Elecnor, ha ganado la licitación convocada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México para la construcción de la central de ciclo combinado Empalme II, en el Estado de Sonora. El importe total del proyecto asciende a 397 millones de dólares, equivalentes a unos 349,3 millones de euros. El plazo de ejecución previsto para el proyecto es de 30 meses.

Según los términos del contrato, firmado a última hora del viernes 23 de octubre en Ciudad de México, la central Empalme II tendrá una capacidad aproximada de 790 MW, y operará con gas natural como combustible. Contará con dos unidades turbogeneradoras de gas, dos calderas de recuperación de calor con tres niveles de presión y una turbina de vapor. El sistema de enfriamiento considerado será de tipo abierto con agua de mar. La planta se conectará a una subestación de 400 kV.

Según la propia CFE, esta instalación tiene como objetivo satisfacer la creciente demanda de energía eléctrica en el noroeste del país.
México es el país donde más proyectos ha ejecutado DF dentro de Latinoamérica, principalmente en el área energética, alcanzando una potencia instalada que se aproxima a los 4.500 MW. Desde 1998 hasta la actualidad la compañía ha colaborado en la instalación de centrales de ciclo combinado, ciclo simple y cogeneraciones junto a tecnólogos como Westinghouse, Siemens y Alstom Power.

Los primeros pasos de DF en México dentro del área energética se dieron en 1998 de la mano de proyectos que el grupo había contratado a través de su filial Felguera Montajes y Mantenimiento y también de Mompresa, por entonces filial de Montajes, que se encargaba de instalar turbomáquinas. Ambas habían tenido experiencias previas en Colombia y dieron el salto al país norteamericano ejecutando el montaje electromecánico de las centrales de ciclo simple de El Sauz, Hermosillo y Huinalá, cada una con una potencia de 150 MW.

A estos trabajos realizados para Westinghouse le siguieron otros para el montaje electromecánico completo de calderas recuperadoras en las centrales de ciclo combinado de Monterrey I, II y III, y en la de Hermosillo, y para el montaje electromecánico completo de la planta en la de Rosarito, en estos casos para la multinacional ABB Alstom Power y en instalaciones de mayor potencia. Posteriormente, al comienzo de la primera década del siglo XX, la compañía fue contratada por Siemens-Westinghouse para ejecutar labores más amplias en los ciclos simples de El Sauz II y El Encino: preparación del terreno, obra civil, suministro de equipos de balance de planta, montaje electromecánico completo y puesta en marcha.

Estas experiencias permitieron a DF seguir operando en el país con el montaje prácticamente integral de las centrales de Valle de México, Naco Nogales, San Lorenzo y Tuxpan, en algunos casos con potencias que se aproximaban a los 350 MW. Además de todas estas intervenciones en centrales de generación eléctrica a gas, la compañía acometió entre 2003 y 2004 y ya bajo la modalidad “llave en mano” o EPC el proyecto para una planta de cogeneración dentro de la petroquímica Pajaritos, de Pemex, situada en Veracruz. En este caso, DF se hizo cargo del proyecto completo, desde la ingeniería a la puesta en marcha de una instalación de 39 MW y 180 toneladas /hora de vapor. Casi diez años después, la filial Mompresa retomó la construcción de centrales de cogeneración en México: una para la papelera Biopappel, en Veracruz, y otra para la textil Kaltex Fibers en Altamira.

Además de para el energético, DF ha trabajado en México en proyectos para los sectores petroquímico, siderúrgico, cementero y de manejo de graneles, contando con clientes de la categoría de Pemex, Cemex o Altos Hornos de México.