EDP elige GE para la digitalización del funcionamiento y mantenimiento de activos de producción de energía

0

EDP ha firmado un contrato con General Electric (GE) que permitirá una gestión más optimizada de sus activos de producción de energía de tipo hídrico, de gas natural y de carbón, en la Península Ibérica.

El acuerdo, de cinco años de duración, tiene como fin la implantación de la estrategia digital del Grupo en la gestión de activos, a través de una plataforma que permitirá acompañar el rendimiento de los equipos y prever con antelación posibles eventos que puedan poner en peligro el funcionamiento normal de las centrales, optimizando sus gastos de mantenimiento y funcionamiento.

FuturENERGY
El contrato prevé la utilización y el desarrollo conjunto de algoritmos de inteligencia artificial, que analizarán en tiempo real todas las variables de la producción de energía. Actualmente ya se encuentra en marcha la primera fase del proyecto. Este nuevo contrato con GE respaldará la actividad de un nuevo centro de monitorización y diagnóstico en Portugal, para todas estas centrales, actualmente en proceso de creación.

«Este acuerdo significa un importante paso en la estrategia Digital de EDP y garantiza una gestión todavía más eficaz de sus centrales en la Península Ibérica, en un momento en el que la tecnología es fundamental en el futuro de las empresas y está transformando el sector energético», afirma Rui Teixeira, administrador de EDP.

Esta apuesta supone una nueva era para el negocio de la producción de energía y se enmarca en un momento en el que EDP, a pesar de que ya se encuentra muy digitalizada, ha manifestado de forma clara su deseo de liderar este frente.

Recientemente se lanzó el EDP X, un proyecto que abarca a todo el Grupo y que tiene como objetivo acelerar la digitalización. Esta transformación digital afecta a toda la cadena de valor de EDP y presenta implicaciones en materia de la relación con el cliente, de la operación de activos (como la producción energía) y de la forma en la que las personas trabajan e interactúan unas con otras.

A pesar de tener un componente tecnológico, la digitalización es, sobre todo, una cuestión de personas y la mayoría de las innovaciones en esta nueva era son el resultado de un trabajo conjunto entre los factores humano y tecnológico.