La eficiencia energética ha dejado de ser una utopía ecologista para convertirse en una oportunidad de negocio también para el sector hotelero. Mejorar la climatización, la iluminación o incluso el consumo de gas y electricidad en la zona de restauración, repercute de forma inmediata no sólo en la cuenta de resultados, sino también en la reputación del establecimiento. El sector hotelero español podría ahorrar 210 M€ al año aplicando medidas de eficiencia energética en el consumo de energía.

Hace un par o tres de décadas, los hoteles que enganchaban en el espejo del lavabo un discreto adhesivo rogando a los clientes que, para defender el medio ambiente, evitaran dejar en el suelo las toallas que pudieran seguir utilizando, eran vistos casi como unos bichos raros.

FuturENERGY
El interés por ahorrar en lavandería se ha convertido en poco tiempo en un clásico del sector, un modelo que puede extenderse ahora a muchas otras áreas de la gestión hotelera, haciendo compatible el confort y la seguridad que buscan los clientes, con la reducción de gastos.

Artículo publicado en: FuturENERGY Septiembre 2014