EIA  prevé un aumento del 48%  en el consumo energético mundial para 2040

0

El informe recientemente publicado International Energy Outlook  2016 de la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos (IEO2016) contempla que el consumo energético a nivel mundial crecerá un 48% a lo largo del periodo pronosticado entre 2012 y 2040. La mayor parte de este crecimiento provendrá de países no pertenecientes a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), incluyendo los países donde la demanda es impulsada por un fuerte crecimiento económico, sobre todo en Asia. El consumo fuera de la OCDE de Asia, incluyendo China e India, representa más de la mitad del aumento del consumo energético total del mundo en el período del pronóstico.

Las preocupaciones sobre la seguridad energética, los efectos de las emisiones de gases procedentes de combustibles fósiles sobre el medio ambiente, y los altos precios del petróleo que han perdurado durante largo tiempo, han expandido el uso de fuentes energéticas renovables y la energía nuclear. Las energías renovables y la energía nuclear son las fuentes energéticas que mayor crecimiento han desarrollado a lo largo del periodo pronosticado en el informe. Las energías renovables incrementan un promedio de 2,6% anual  hasta el 2040, y la energía nuclear en un 2,3% anual.

FuturENERGY
A pesar de que se espera que los combustibles no fósiles crezcan más rápidamente que los combustibles fósiles (petróleo y demás combustibles líquidos, gas natural y carbón), los combustibles fósiles todavía representan más de tres cuartas partes del consumo mundial de energía hasta el 2040. El gas natural, que tiene una menor carga de carbono que el carbón y el petróleo, es el combustible fósil de mayor rapidez de crecimiento de todos, con un aumento en su consumo mundial de un 1,9% anual. El aumento de los suministros de gas de yacimientos de baja permeabilidad, de gas de esquisto, y del gas metano de carbón (GMC) contribuyen al aumento del consumo de gas natural.

Aunque los combustibles líquidos, sobre todo los procedentes del petróleo, siguen siendo la mayor fuente energética, el consumo de combustibles líquidos en el mercado energético global se prevé que disminuya desde un 33% consumido en 2012 a un 30% para 2040. A medida que aumentan los precios del petróleo a largo plazo, hay más usuarios que adoptan tecnologías energéticas más eficientes y abandonan los combustibles líquidos cuando ello es factible.

El carbón es la fuente energética de crecimiento más lento del mundo, aumentando sólo en un 0,6% anualmente hasta 2040. A lo largo del período pronosticado, los tres principales países consumidores de carbón son China, Estados Unidos e India, representando en conjunto más del 70% del consumo mundial de carbón. China por sí sola representa en la actualidad casi la mitad del consumo total de carbón del mundo, aunque la desaceleración económica y los planes de implementar políticas para hacer frente a la contaminación del aire y reducir las emisiones de CO2 , significa que el uso de carbón en China comenzará a disminuir en los últimos años del período estudiado . El uso de carbón en la India sigue aumentando y superará el consumo de carbón de EE.UU. después del 2030.

Gran parte del análisis llevado a cabo por la IEO2016 se realizó antes del lanzamiento del último plan de energía limpia de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (CPP). Por esta razón, el  informe IEO2016 no incluye los efectos potenciales de la normativa CPP en Estados Unidos, análisis que muestra el potencial de la reducción significativa del consumo de carbón e incrementa el consumo de renovables en el país comparado con el pronóstico del informe. Las tablas y figuras del informe proporcionan resultados que también incluyen los efectos del CPP donde estos difieren significativamente de los resultados del pronóstico de IEO02016, basado en los análisis de EIA de la normativa CPP previa. El informe próximo incluirá el CPP definitivo como parte del pronóstico de referencia. El informe también tendrá en cuenta los resultados energéticos considerando la implementación de CPP alternativas.