Eibar, avanza hacia el concepto de ciudad inteligente

Se convierte en laboratorio de pruebas de la gestión energética pública europea

Eibar se convertirá en una de las tres localizaciones escogidas para poner a prueba un proyecto europeo que creará una plataforma que permita a las ciudades medir y gestionar el consumo de energía de manera más eficiente en el futuro, avanzando hacia el concepto de ciudad inteligente. El proyecto URB-GRADE, en el que participan el centro tecnológico IK4-TEKNIKER y el Ayuntamiento de Eibar junto a otras siete empresas, entidades locales y centros tecnológicos de España, Dinamarca y Finlandia, pretende explorar el potencial del concepto DaaS (District as a service) para la gestión energética de las ciudades europeas.

El objetivo es mejorar el conocimiento de las autoridades locales sobre el consumo energético en sus ciudades por medio de sensores y otras tecnologías, ofreciendo datos en tiempo real. Una vez organizados en una plataforma digital, estos datos permitirán gestionar de manera más eficiente, por ejemplo, desde el consumo del alumbrado público en Eibar, hasta el consumo de negocios locales en Barcelona o las propias viviendas en Kalundborg (Dinamarca), los tres proyectos piloto de la iniciativa.

FuturENERGY
 

En el caso de Eibar abordarán la gestión del alumbrado público, un servicio cuyos problemas en la gestión son comunes en los entornos urbanos de toda Europa, de modo que las soluciones que se encuentren en la localidad guipuzcoana se emplearán en escenarios similares en el futuro.

En una primera fase se recogerán datos de consumo de diez calles, a las que posteriormente se les aplicarán las medidas correctoras propuestas por la plataforma. Entre dichas medidas correctoras se pueden encontrar sensores de movimiento y luz que apaguen o enciendan las farolas dependiendo de las necesidades; reducción de la intensidad lumínica mediante balastos electrónicos; actualización del alumbrado a tecnologías más eficientes (cambiar los puntos de luz de vapor de sodio a LED, por ejemplo).

Los usuarios principales de la tecnología que se desarrolle en el proyecto URB-GRADE serán las autoridades municipales, ya que el proyecto está concebido para convertirse en una importante herramienta para la planificación urbana y la toma de decisiones en una ciudad. No obstante, la iniciativa contempla a otros actores importantes en la gestión energética de una ciudad, como las empresas proveedoras de energía o los propios consumidores finales.

La información necesaria para generar la plataforma se basará en la captación de datos a través de sensores distribuidos, así como otras fuentes abiertas como datos sobre la calificación energética de los edificios o información obtenida por medio de encuestas.

Posteriormente estos datos serán gestionados por medio de técnicas CEP (complex event processing) para generar información relevante, que se suministrará a todos los actores participantes por medio de una plataforma basada en el almacenamiento de información en la nube.

Smart Cities

El proyecto URB-GRADE consiste en el avance de la gestión pública de la energía en la línea de las Smart Cities (ciudades inteligentes), una tendencia internacional para la mejora en la gestión de las comunidades urbanas, gracias a la tecnología, el capital social y la mejora en la obtención y empleo de la información.

Esta tendencia puede beneficiarse enormemente de tecnologías en las que IK4-TEKNIKER es referencia, por lo que el tándem junto a la ciudad de Eibar constituye un campo de pruebas ideal para probar el proyecto URB-GRADE en un entorno escalable y transferible a otros entornos urbanos.

La Unidad de Electrónica y Comunicaciones de IK4-TEKNIKER fue creada con el objetivo de integrar la experiencia del centro en la investigación tecnológica y dar servicio a diversos sectores económicos, desde la industria hasta el propio sector servicios. Además, desde hace años el centro tecnológico pertenece a la organización Artemis, la Red Europea para la Investigación Avanzada y la Tecnología de Sistemas Inteligentes.