Toma como referencia los contaminantes N02 y las partículas PM10, determina medidas temporales de movilidad y medio ambiente y contempla una campaña de comunicación a la ciudadanía. Incluye la creación de un gestor municipal de episodios de contaminación atmosférica en cada uno de los 36 ayuntamientos metropolitanos para coordinar las medidas con el AMB. Este protocolo complementará las acciones estructurales que implementará el AMB para mejorar la calidad del aire

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) presentó ayer, el protocolo metropolitano de actuación para los episodios ambientales de elevada contaminación atmosférica, que complementará las diferentes medidas estructurales que está trabajando el AMB en este ámbito para mejorar la calidad del aire y la calidad de vida de los habitantes.

El protocolo toma como referencia y se centra en los casos puntuales de máxima concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) o de partículas PM10, los contaminantes más nocivos para la salud de las personas y de los cuales se superan en algunas ocasiones los límites establecidos por la Unión Europea y la OMS. Todo ello teniendo como referencia los datos recogidos por las estaciones de medida de la red de vigilancia y previsión de la contaminación atmosférica de Cataluña (XVPCA).

FuturENERGY
Una parte importante del protocolo es la campaña de comunicación y sensibilización ciudadana sobre los episodios concretos de contaminación atmosférica. Esta campaña, que se pondrá en marcha inmediatamente después del aviso de activación del protocolo, se intensificará en función de la fase activada. Básicamente, se centrará en las radios, con cuñas publicitarias; en las webs municipales y webs de los medios generalistas y locales, a través de banners; y vía redes sociales, con los diferentes perfiles del AMB y de los ayuntamientos metropolitanos. En este sentido, el AMB notificará la situación y el nivel de aviso y ofrecerá consejos y recomendaciones a la ciudadanía.

La otra parte del protocolo se basa en las medidas y actuaciones puntuales que el AMB aplicará durante el periodo que dure el aviso, de acuerdo con las competencias que el organismo metropolitano tiene asignadas sobre transporte público, taxi, medio ambiente y ordenación del territorio. Serán actuaciones dirigidas a reducir el tráfico privado que se irán intensificando y endureciendo a medida que aumente el riesgo.

Protocolos por contaminación de NO2 y por partículas PM10

En el caso del NO2, el protocolo define cuatro fases: desde una fase de seguimiento atento, pasando por el aviso preventivo y la fase episodio, hasta llegar a la fase de alerta o de máxima contaminación.

En el caso de las partículas PM10, el protocolo define dos fases: el aviso preventivo y la fase episodio.

La aplicación de una fase u otra dependerá del nivel de contaminación provocado por cada contaminante. En los dos casos, las acciones y medidas planteadas se llevarán a cabo de forma acumulativa; así, a medida que van aumentando las fases de activación, se van incorporando nuevas medidas sin desactivar las medidas de las fases precedentes.

Presentación de PowerPoint

Presentación de PowerPoint

Coordinación entre los 36 ayuntamientos: la figura del gestor municipal del protocolo

Este plan de acción se coordinará con los 36 ayuntamientos metropolitanos y se vehiculará a través de la creación de la figura de un gestor municipal de los episodios de contaminación en cada uno de los 36 ayuntamientos metropolitanos, una figura local sobre la que recaerá el peso de coordinar a escala municipal las acciones y medidas determinadas en cada caso. También se coordinará con la Generalitat de Catalunya, con la voluntad de unir esfuerzos entre administraciones a la hora de luchar contra la contaminación atmosférica.

El protocolo metropolitano de actuación para los episodios ambientales de elevada contaminación atmosférica se aprobará en el Consejo Metropolitano del AMB y se presentará también al Consejo de Movilidad del AMB, un órgano formado por más de 200 expertos que busca el consenso entre los diferentes agentes de la movilidad del territorio (técnicos, administraciones, empresas privadas, tejido asociativo, profesionales, entre otros) y que se reunirá de nuevo, previsiblemente, en enero del 2017.

Reclamación al Gobierno del Estado y a la Generalitat

“La elevada contaminación ambiental acontece una problemática estructural en el área metropolitana de Barcelona y pone de manifiesto la necesidad de abordar los retos largamente reivindicados por el conjunto de administraciones locales. En este sentido, reclamamos a la aimg_0952dministración del Estado y a la Generalitat que aborden urgentemente actuaciones pendientes”, ha señalado el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB. Poveda ha destacado, en esta línea, el desarrollo del Reglamento de la ley de financiación del sistema de transporte público de Cataluña, la construcción de los carriles Bus-VAO y plataformas reservadas que incrementen la velocidad comercial de los autobuses, la ejecución inmediata del Plan de mejora de cercanías ferroviarias y la construcción de aparcamientos vinculados al transporte público (park and ride).