El Corte Inglés reduce el consumo eléctrico y evita la emisión de más de 14.000 t de CO2

Edificio de El Corte Inglés e Hipercor en Guadalajara

El Corte Inglés ha reforzado su política medioambiental con medidas para racionalizar los consumos (materiales, agua, energía), disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la gestión de residuos. La compañía mantiene una preocupación constante por el medio ambiente y esto le ha llevado a mejorar de forma permanente aquellos impactos relacionados con la actividad comercial. El factor de mayor incidencia en el cálculo de la huella de carbono lo constituyen las emisiones indirectas asociadas al consumo energético. En el último año, la compañía ha reducido el consumo eléctrico y ha evitado la emisión de más de 14.000 t de CO2 equivalente.

Por todo ello, la compañía trabaja para reducir el impacto de los materiales que utiliza, prestando especial atención a la reutilización y minimización de los embalajes. Por este motivo, se ha reforzado el plan de sustitución de bolsas de un solo uso, ofreciendo al cliente otras alternativas según la norma UNE 53942, o hechas de otros materiales, como las bolsas de papel.

FuturENERGY
 

El Corte Inglés participa en los Planes Empresariales de Prevención de Ecoembalajes España. Desde hace ya varios años la compañía trabaja mano a mano con sus proveedores para que los materiales de embalaje que se utilizan sean los más adecuados desde el punto de vista medioambiental. Se han realizado acciones de sustitución de determinados envases por otros de menor impacto ambiental y se ha potenciado la introducción de materiales retornables.

La política medioambiental de El Corte Inglés también ha avanzado especialmente en medidas que hacen que los materiales utilizados sean más sostenibles y respetuosos con el entorno. La certificación FSC, que garantiza la procedencia de bosques sostenibles para papel y cartón ha aumentado y en la actualidad la compañía edita 760.500 ejemplares de catálogos impresos en papel certificado, como los de Navidad, campañas de primavera o verano, pero también guías de hostelería, tiques de aparcamiento, sobres de facturación, folletos etc…

En cuanto al plan de eficiencia energética, El Corte Inglés avanza en las tecnologías de iluminación, frío comercial, climatización y sistemas de control de los centros comerciales buscando alternativas más eficientes. Tras la incorporación de puertas y tapas a los muebles de congelados y refrigerados que permiten ahorrar hasta un 50% del consumo energético, la compañía ha puesto en marcha un proyecto denominado “retrofit”. Esta iniciativa está suponiendo la modernización tecnológica de los muebles existentes, adaptando su rendimiento y mejorando la eficiencia energética.

En cuanto al Plan de Gestión Sostenible del Agua, se está trabajando en mejorar la calidad de los vertidos. Los centros comerciales han incorporado nuevas técnicas de tratamiento de aguas residuales, que consisten en sistemas ecológicos de fermentación microbiana. Esto supone una reducción de los vertidos. La compañía ha hecho también ajustes del régimen de funcionamiento de las torres de refrigeración, sustituyendo el anterior por un sistema de consumo estacional adaptado a cada centro comercial. También se han instalado grifos más eficientes dotados de temporizador y con caudal ajustable.

El Corte Inglés también cuida la correcta gestión de residuos para minimizar el impacto sobre el medioambiente. Una vez segregados, se reciclan, obteniendo así nuevos materiales aptos para los procesos de fabricación.

En cuanto a la información y facilidad que se le da al cliente para que colabore con el medioambiente, hay que destacar la retirada del domicilio del cliente de electrodomésticos usados y la recepción en los centros comerciales de pequeños aparatos eléctricos que ya no se usan,  para que sean entregados a gestores finales y puedan ser reciclados.

Estas iniciativas se enmarcan dentro de la política que El Corte Inglés ha defendido siempre de respeto hacia el medioambiente, ahorro de energía y correcta gestión de los residuos.