El gas y los objetivos de la CE sobre reducción de emisiones

0
Antoni Peris, presidente de Sedigas, junto a Ana I. Pereda, directora de Expansión, en el acto de inauguración del Encuentro Anual del Sector Gasista Español

El presidente de Sedigas, Antoni Peris ha afirmado en el marco del XVI Encuentro del Sector Gasista Español que “el gas es una energía limpia y respetuosa con el medioambiente en todas sus aplicaciones”, y que “contribuye a la consecución de los objetivos de eficiencia energética y reducción de emisiones que propone la Comisión Europea para 2030”.

A propósito del World Energy Outlook 2014 de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que dice que la demanda de gas natural aumentará más de la mitad, lo que constituye el ritmo de crecimiento más rápido entre los combustibles tradicionales, y el comercio mundial de gas natural licuado (GNL), cada vez más flexible, constituirá una protección contra el riesgo de interrupción del suministro, Peris se ha referido al sistema gasista español ya que contribuye a esta flexibilidad con un importante volumen de reexportación de GNL mediante la recarga de buques; en 2014 “la demanda de tránsito del sistema gasista ha crecido un 43% gracias principalmente a ésta carga de buques”.

the business booster

Uno de los principales temas que se han tratado en el XVI Encuentro del Sector Gasista Español Sedigas, ha sido el Paquete de Clima y Energía 2030, sobre este paquete la Asociación Española del Gas, considera que debería tener un único objetivo vinculante para la reducción de emisiones con un firme compromiso para conseguir la descarbonización del medioambiente. Para ello es necesario que el mercado de carbono funcione, dando señales que incentiven el desarrollo de tecnologías adecuadas. Es muy importante disponer de un buen programa de investigación y desarrollo de tecnologías limpias y de bajas emisiones en carbono. Todo ello conseguirá que dichas tecnologías se conviertan en soluciones eficientes y se vayan introduciendo en el mercado sin distorsionar la competencia. En cuanto al objetivo concreto de eficiencia energética del Paquete de Clima y Energía 2030, Sedigas considera que se debe incentivar inversiones en tecnologías eficientes y respetuosas tanto con el medio ambiente como con la calidad del aire, teniendo en cuenta la situación de cada país.

Claves para la expansión del gas

Uno de los principales análisis que se han desarrollado en el marco de este encuentro han sido sobre las claves para la expansión del gas, energía que han coincidido todos que tiene un gran potencial. En el sector residencial España cuenta con una penetración de un 29% frente a la media europea que alcanza el 50%. En el ámbito doméstico-comercial, el sector gasista goza de una gran abanico de tecnologías disponibles como son las calderas de condensación; bombas de calor y frío; sistemas solar-gas y microcogeneraciones. Según un estudio de PWC, el gas es la energía más económica en el hogar (para la generación de agua caliente y calefacción) al permitir ahorros anuales que oscilan entre los 450 € (en relación con el gasóleo) y los 1.400 € en comparación con la electricidad.

El sector puede crecer y aportar beneficios y competitividad a la economía por la sustitución de combustibles más contaminantes por gas. Existe un total de 50,2 TWh de calderas de gasoil sustituibles por gas canalizado con unas ventajas de las que se puede destacar: Mejorar la balanza de pagos del país en al menos 274 M€ (a causa de la sustitución de derivados de petróleo por gas y reducción del consumo de energía primaria por mayor eficiencia de las calderas de condensación); Ahorro en la factura energética de hasta un 50% para empresas y del 36% para hogares; y Reducción de los principales contaminantes tóxicos que afectan a la salubridad en las ciudades.
El gas también se puede expandir sustituyendo instalaciones térmicas en edificios públicos, lo que repercutiría en ahorros del 25% en la factura energética de estos edificios a través de las principales medidas como son las cogeneraciones a gas, iluminación eficiente, sistemas electrónicos de gestión energética o aislamiento. Los ahorros potenciales implantando buena parte de estas medidas serían de 150.000 euros a compartir con las ESE’s (empresas de servicios energéticos).

El gas, la perfecta alternativa en el transporte

En cuando al sector del transporte terrestre y marítimo, es necesario encontrar una alternativa al petróleo para el combustible en el transporte. El gas natural emite menos, genera menos ruido y es más asequible, alcanzando ahorros del 50% en relación con la gasolina y del 30% respecto al gasóleo. El gas también es llamado a ocupar una posición privilegiada para la propulsión de grandes buques y en puertos.

En la industria, el gas es un aliado ya que su utilización directa o a través de la cogeneración mejora la competitividad de las empresas. La cogeneración supone un ahorro entre el 30 y el 40% en energía primaria y los rendimientos de la cogeneración de alta eficiencia oscilan entre el 80 al 90%. Además de evitar las pérdidas en el transporte de la energía, proporciona seguridad de suministro.

La industria del gas en España está preparada para vehicular gas hacia Europa

Otro gran bloque que se ha tratado hoy en el XVI Encuentro del Sector gasista Español ha sido el de la seguridad de suministro en Europa y durante éste invierno. Sobre este tema los ponentes han destacado que España es uno de los países más diversificados y con mayor seguridad de suministro ya que es el 36,5% de la capacidad de almacenamiento de GNL y recibe gas de 11 mercados diferentes, frente a otros países que dependen al 100% del gas ruso.

En este sentido la industria del gas en España está preparada para vehicular gas hacia Europa. Puerta de entrada del gas hacia Europa. En la segunda crisis entre Rusia y Ucrania (2009) España no pudo exportar gas a Europa, por falta de interconexiones. Hoy la situación ha cambiado (ya que cuenta con 5,4 bcm de capacidad de interconexión con Francia en los dos sentidos. En 2015 tendrá 7,1 y si se materializa el MIDCAT, puede llegar a 15,1. Su contribución puede llegar al 12% del gas que actualmente suministra Rusia al continente.