El Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, todo un ejemplo de eficiencia energética

Mediante las actuaciones en eficiencia energética del proyecto europeo LIFE Smart Hospital, el Hospital Universitario Río Ortega de Valladolid ahorrará más de un 30% de energía, reducirá en un 10% su huella de carbono, en un 30% su huella hídrica y aumentará los residuos correctamente gestionados hasta el 95%. El proyecto, pionero en España, ha sido presentado esta mañana en las instalaciones de CARTIF por el Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez, el Director General de CARTIF, José Ramón Perán y el Director Gerente del HURH, Alfonso Montero. Al acto han asistido también el resto de los socios del proyecto y el personal investigador del HURH y CARTIF.


El objetivo principal del proyecto es aumentar la capacidad de adaptación de los hospitales al cambio climático, mediante el desarrollo de planes de actuación basados en mejores prácticas disponibles, formación a medida, y potencial de replicabilidad de la experiencia. Estos planes de actuación se vertebrarán en torno a tres ejes: energía, agua y residuos.

Entre las actuaciones previstas en energía está la instalación de quemadores de alta eficiencia, la mejora del rendimiento de las calderas y del sistema de gestión de iluminación, la racionalización del sistema de ventilación en quirófanos e instalación de sistemas de recuperación de calor y la reducción de gases de efecto invernadero a través de medidas de racionalización energética.

the business booster

Para mejorar la gestión del agua se implementarán medidas de ahorro y reutilización, la mejora del tratamiento de las aguas residuales antes de su vertido a cauce público y la instalación de un sistema de control de consumos individuales de agua.

Finalmente, en el eje residuos, se harán mejoras en el diseño de la clasificación, segregación y recogida de los residuos y se implantará un sistema de trazabilidad y entrenamiento personalizado del personal a las necesidades concretas del hospital.

Todas estas medidas se aplicarán a lo largo de los tres próximos años y se comprobará su efectividad con auditorías energéticas, hídricas y de residuos en 2017. Además, se creará una red de expertos en gestión sostenible de hospitales que comenzará a replicar el modelo implantado en el Río Hortega mediante la sensibilización en el resto de hospitales regionales.

Smart Hospital es un proyecto financiado a través del instrumento LIFE de la Comisión Europea con un presupuesto total de cerca de 1,8 millones de €. La iniciativa será liderada por el Centro Tecnológico CARTIF y un consorcio compuesto por la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, el Instituto tecnológico de embalaje, transporte y logística (ITENE) y la Corporación organizativa de ingeniería global española (COINGES).