El mercado alemán de almacenamiento de energía alcanzará los 1.000 M$ en 2021

De acuerdo con un nuevo informe de GTM Research, El Mercado Alemán de Almacenamiento de Energía: 2016-2021, el mercado alemán de almacenamiento de energía crecerá 11 veces en términos de megavatios entre 2015 y 2021 y alcanzará un valor anual de 1.030 M$.

Alemania ya es uno de los principales mercados de almacenamiento de energía del mundo. A finales de 2015, Alemania acogía 67 MW de almacenamiento de energía (128 MWh) con un valor de 169 M$. La disminución de las tarifas de inyección a red, los altos precios de la electricidad al por menor y la abundancia de energías renovables instaladas, hace que Alemania sea un mercado atractivo para la propuesta de valor del almacenamiento de energía.

FuturENERGY
Según el informe, los precios minoristas de la electricidad para los clientes residenciales en Alemania han aumentado un 47% desde 2006 y es poco probable que disminuyan en un futuro próximo. Sin embargo, Alemania ofrece a los propietarios un incentivo conocido como KfW 275 para sistemas de almacenamiento de energía combinados con instalaciones solares ya sean nuevas o existentes; el incentivo cubrió hasta un 30% de los costes del sistema entre 2013 y 2015, actualmente cubre el 22% y baja un 3% cada medio año. GTM Research prevé que estos factores seguirán ayudando al segmento residencial a mantener la primera posición en Alemania, llegando a suponer el 49% de todos los megavatios instalados en 2021.

El informe identifica tres oportunidades para el almacenamiento de energía a gran escala, el segundo segmento de almacenamiento más grande de Alemania. A corto plazo, el mercado de reserva primaria ofrece una oportunidad significativa, pues se espera que entre 2016 y 2017 entren en funcionamiento seis sistemas totalizando 90 MW (140 MWh). Los sistemas a gran escala se han desplegado fundamentalmente para reserva primaria durante los últimos años, aunque los desarrollos importantes no comenzaron hasta este año. Sin embargo, el mercado se saturará a finales de 2017, y por lo tanto los sistemas a gran escala tendrán que dedicarse a otros flujos de valor. A partir de 2018, el mercado de regulación secundaria de Alemania va a recoger el flujo, y el aplazamiento de la distribución será cada vez más atractivo.

Con sólo 2,7 MW instalados en 2015, el almacenamiento no residencial es el segmento de mercado más pequeño de Alemania. El informe señala que el segmento carece de una clara motivación económica. Sin embargo, a medida que disminuye el precio de los sistemas de almacenamiento emergen nuevos modelos de negocio, el almacenamiento no residencial podría experimentar un aumento en el crecimiento. El informe señala a las centrales eléctricas virtuales como una vía de futuro para los desarrollos.

Alemania es un mercado fuerte de almacenamiento de energía con una presencia significativa de los proveedores a través de toda la cadena de suministro. GTM Research prevé que se instalarán 161 MW (274 MWh) de almacenamiento en 2016.