El mercado solar mexicano. Una visión desde dentro

Enerray estableció una completa estructura local para comercialización, distribución y operaciones técnicas en México en 2014. Para ayudar a su posicionamiento en el mercado, su matriz en Italia decidió invertir 500.000 $ en una instalación fotovoltaica sobre el tejado de sus oficinas en Querétaro, lo que representó su primer paso como una compañía EPC en México. Esto le permitió aprender de primera mano los factores que influyen en el desarrollo de proyectos sobre tejado en la región, convirtiéndose en un escaparate de su capacidad para cumplir con las normativas y procesos de licitación locales.

Desde este primer proyecto hasta hoy, las condiciones locales han cambiado. Uno de los principales factores que afecta al mercado es la depreciación del peso mexicano frente al dolar americano, lo que ha reducido el flujo de inversión nacional. Además, la implementación de la Reforma Energética ha generado incertidumbre en ciertos aspectos regulatorios, ralentizando el crecimiento del mercado. Aún más, la actual tarifa eléctrica también representa una barrera para el desarrollo del mercado solar, particularmente en el sector de la generación distribuida. En el lado positivo, finalmente se está viendo un cambio en la mentalidad del sector industrial mexicano, que ya reconoce la energía solar como una opción apta para suministrar energía a sus instalaciones.

Con respecto a la irradiación solar, México está en posición privilegiada, ofreciendo uno de los mayores recursos solares del mundo. El hecho de que Alemania continúe invirtiendo en solar una vez que se han suprimido los subsidios, es un indicador de su potencial tecnológico, que puede ser incluso mayor en países como México. Hay confianza en que la industria solar despegará, si bien su adopción rápida dependerá de cómo evolucione el mercado. Leer más…

Andrea Bernardi
Mexico Country Manager at Enerray

Artículo publicado en: FuturENERGY Septiembre 2016