El Parlamento Europeo vota para preparar el mercado europeo de la electricidad para las energías renovables

La Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo (ITRE) votó a favor de la modernización de los mercados europeos de la electricidad. El Comité ITRE dio luz verde a la Directiva y Reglamento de Electricidad refundidos, dos de los principales archivos del Paquete de Energía Limpia.

El despacho prioritario, que garantiza que las energías renovables se inyectan primero en la red, continuará aplicándose a los parques eólicos existentes. Para los nuevos activos, el despacho prioritario se eliminará gradualmente a partir de 2020. En su lugar, se implantarán mejores reglas sobre la reducción. En caso de congestión de la red, las energías renovables se reducirán las últimas y se compensarán adecuadamente.

El Parlamento votó a favor de la eliminación retroactiva de los requisitos de equilibrio, tanto para instalaciones nuevas como existentes. Significa que los activos renovables ya no estarán exentos de compensar a los Operadores del Sistema de Transmisión (TSO) por cualquier desviación en la generación proyectada.

El Parlamento también votó a favor de introducir un Estándar de Desempeño de Emisiones (EPS) a partir de 2020 de 550 gr de CO2/kWh para los pagos por capacidad. Esto eliminaría los pagos por capacidad para las centrales eléctricas más ineficientes y contaminantes de Europa. Esto debería dejar más espacio en el mercado para las energías renovables. Y aplicaría inmediatamente para las nuevas instalaciones en lugar de cinco años después, como propuso el Consejo Europeo.

Finalmente, el Parlamento también apoyó una supervisión a nivel europeo de la seguridad de suministro eléctrico. Esto es significativo, ya que cualquier país que desee aplicar un mecanismo de capacidad nacional deberá justificarlo en base a evaluaciones de adecuación de recursos a nivel europeo y no nacionales.

El consejero delegado de WindEurope, Giles Dickson, dijo: “Para que los consumidores aprovechen al máximo la energía eólica, tienen que cambiar las reglas que rigen el mercado eléctrico en Europa. Para que Europa avance hacia una mayor proporción de energías renovables en su mix energético, necesita mercados de electricidad transfronterizos que funcionen adecuadamente con una infraestructura de red adecuada. Eso requiere una competencia justa entre las fuentes de energía y más flexibilidad.

Es bueno que el Parlamento mantenga un despacho prioritario para las instalaciones eólicas existentes, e imponga reglas claras sobre la reducción. Esto ayuda a los proyectos eólicos a reducir el riesgo, reducir los costes de capital y, por lo tanto, minimizar el coste del apoyo a las energías renovables para los consumidores. Pero estamos un poco preocupados por las nuevas reglas sobre el equilibrio. No está claro qué compensación tendrá que pagarse a los TSO. Y los parques eólicos necesitarán delegar esto a terceros sin garantías de que se realizará a un precio justo.”