El sector renovable aportó 8.256 M€ al PIB español en 2015

Las energías renovables continúan estancadas en España, como demuestra el hecho de que en 2015 tan sólo se instalaran en nuestro país 27 nuevos MW renovables, mientras en todo el mundo se instalaban 150.000 MW, y que disminuyera la energía renovable vendida con relación al ejercicio anterior. Aun así, el sector renovable aumentó su aportación al PIB español, tras dos años de caída, y recuperó empleo, después de tres ejercicios perdiendo puestos de trabajo. El incremento no significa la recuperación del sector, sino que son fruto de los altos precios que en 2015 alcanzó la venta de electricidad en el mercado eléctrico.

De acuerdo con los datos recogidos en el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España 2015, editado por APPA, el sector de las renovables aportó en su conjunto 8.256 M€ al PIB español (un 0,76% del total), redujo nuestra balanza comercial en 2.511 M€, registrando un saldo neto exportador y realizó una aportación fiscal neta al Estado de 1.090 M€, recibiendo tan solo 7 M€ en subvenciones.

 

De la misma manera, la tradicional contribución positiva en materia de innovación del sector renovable se materializó en 2015 con una inversión de I+D+i de 230 M€. La cifra supone el 3,41% de la aportación del sector al PIB y es bastante más alta que la media de la UE (2,03%) y cerca del triple (1,20%) de la media de la inversión que las empresas españolas dedican al capítulo innovador.

El pasado año, la generación con energías renovables (eléctrica, térmica y biocarburantes) evitó la importación de 19.925.281 tep, con un ahorro económico equivalente de 6.866 M€. Asimismo, impidieron la emisión a la atmósfera de 55.141.676 t de CO2, ahorrando 423 M€.

La producción eléctrica con renovables en 2015 de 71.713 GWh, lo que permitió cubrir el 36,9% de la demanda peninsular. Por tecnologías, la eólica cubrió el 19,0% y se situó como la tercera fuente de generación eléctrica durante todo el año, por detrás de la nuclear y el carbón, que cubrieron el 21,8% y el 20,3%, respectivamente. En el sector eléctrico, las renovables produjeron ahorros en el mercado diario por valor de 4.180 M€, al abaratar en 16,9€ cada MWh vendido. Sin la ellas, el precio medio del mercado en 2015 se habría situado en 67,22 €/MWh en lugar de los 50,32 €/MWh.

Los datos del Estudio de APPA demuestran que, además del ahorro y la eficiencia energética, las energías renovables son la principal herramienta que tiene España para cumplir sus compromisos medioambientales y que, además, son un gran negocio para la economía de nuestro país. Las renovables son tecnologías de generación limpias, autóctonas y ya competitivas económicamente.