LTC, el fabricante inglés del icónico taxi negro y especialista mundial en vehículos para el sector del taxi, va a invertir 300 millones de libras esterlinas (unos 380 millones de euros) para revolucionar su gama de productos y expandirse en Europa.

La tecnología de vehículo eléctrico de última generación desarrollada en Europa estará incluida en el nuevo taxi 100% eléctrico de LTC, cuyo lanzamiento en los mercados europeos está previsto para 2018. Los principales actores participantes en el sector del taxi han sido invitados a ver el prototipo de taxi eléctrico en un evento exclusivo llevado a cabo hoy en Barcelona.

FuturENERGY
Peter Johansen, presidente de LTC, ha declarado en la presentación: “Con el desarrollo de nuestro producto pretendemos ayudar a eliminar las emisiones del centro de la ciudad mientras que ofrecemos a los taxistas y operadores comerciales la oportunidad de reducir sus gastos de carrera. Ya que buscamos expandirnos en los mercados europeos, el sector del taxi de Barcelona representa una importante zona de crecimiento para LTC”.

Como respuesta a las nuevas normativas sobre emisiones que afectan a las principales ciudades en Europa, LTC está trabajando con socios reconocidos para desarrollar una plataforma de batería eléctrica con una extensa autonomía para asegurar que los taxistas puedan circular con sus vehículos cero emisiones a lo largo de su ciclo de trabajo diario. Sin embargo, para su tranquilidad, el vehículo lleva incorporado un pequeño generador de emergencia de gasolina que recarga la batería si los puntos de carga del coche no están disponibles en ese momento, lo que también le permite alcanzar velocidades de autopista en las grandes distancias.

Si bien el nuevo taxi conserva algunas características del diseño del vehículo original, no se han mantenido componentes del modelo diésel actual y se construirá prácticamente en su totalidad con recambios europeos. Este moderno concepto ha sido desarrollado teniendo en mente la funcionalidad tanto para los pasajeros como para el conductor, sobre la base de la reputación de LTC como el líder mundial en productos para el sector del taxi para entornos urbanos.

En relación a la funcionalidad del taxi, Peter Johansen ha comentado: “Nos distinguimos en que todos nuestros vehículos están fabricados en torno a las necesidades del profesional del taxi y del pasajero, más que en las conversiones de furgonetas. Nuestro nuevo taxi incluirá funciones de accesibilidad mejoradas, como el que la silla de ruedas mire en el sentido de la marcha. Dispone de 6 asientos para pasajeros, una cabina espaciosa con puntos de carga y buscamos alcanzar la más alta calificación de seguridad posible para tranquilidad de los conductores, pasajeros y peatones”.

Algunas ciudades, como Barcelona, han sido incluidas en una lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el peligro de tener altos niveles de NOx y material particulado (MP). La solución a esto es utilizar vehículos cero emisiones, como la nueva generación de taxis.

A lo largo de este año LTC inaugurará sus nuevas y vanguardistas instalaciones de investigación, desarrollo y producción cerca de Coventry, en el Reino Unido. Este centro será el hogar del nuevo taxi de LTC así como de una gama de otros productos equivalentes para el sector comercial.

LTC planea expandirse a mercados tanto europeos como a nivel mundial alrededor del 2020, incluyendo Barcelona en 2018. De este modo, se designará una amplia red de distribuidores conocedores y especialistas en servicio cerca de cada ciudad importante.

Los detalles del producto se darán a conocer antes de su lanzamiento en Londres a finales de 2017 y en los mercados europeos a lo largo de 2018.