El uso del aire acondicionado emerge como uno de los principales impulsores del crecimiento de la demanda de electricidad en el mundo

Un nuevo análisis de la AIE muestra la necesidad urgente de mejorar la eficiencia de la refrigeración ya que la demanda mundial de energía para aire acondicionado se triplicará para 2050

El creciente uso de aires acondicionados en hogares y oficinas en todo el mundo será uno de los principales impulsores de la demanda mundial de electricidad en las próximas tres décadas, según un nuevo análisis de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) que enfatiza la necesidad urgente de medidas políticas para mejorar la eficiencia de la refrigeración.

Un nuevo informe de la AIE – The Futur of Cooling – muestra que sin nuevos estándares de eficiencia, el mundo enfrentará una “crisis fría” por el crecimiento de la demanda de refrigeración en las próximas décadas.

Se espera que la demanda mundial de energía de los sistemas de aire acondicionado se triplique para 2050, lo que requerirá una nueva capacidad de electricidad equivalente a la capacidad eléctrica combinada de EE.UU., la UE y Japón en la actualidad. El stock global de aires acondicionados en edificios crecerá a 5.600 millones en 2050, frente a los 1.600 millones de hoy en día, lo que equivale a 10 nuevas unidades de aire acondicionada vendidas por segundo durante los próximos 30 años, según el informe.

El uso de aires acondicionados y ventiladores eléctricos para mantenerse fresco ya representa aproximadamente una quinta parte de la electricidad total utilizada en edificios en todo el mundo, o el 10% de todo el consumo mundial de electricidad en la actualidad. Pero a medida que los ingresos y el nivel de vida mejoran en muchos países en desarrollo, el crecimiento de la demanda de aire acondicionado en las regiones más calurosas se disparará. Se espera que el uso de sistemas de aire acondicionado sea la segunda fuente más grande de crecimiento de la demanda de electricidad a nivel mundial después del sector de la industria, y el motor más fuerte para los edificios en 2050.

El suministro de energía a estos sistemas de aire acondicionado tiene grandes costes e implicaciones ambientales. Un factor crucial es que la eficiencia de estos nuevos sistemas de aire acondicionado puede variar ampliamente. Por ejemplo, los sistemas vendidos en Japón y la UE son típicamente un 25% más eficientes que los vendidos en EE.UU. y China. Las mejoras en la eficiencia podrían reducir a la mitad el crecimiento de la demanda de energía de los sistemas de aire acondicionado a través de estándares obligatorios de rendimiento energético.

La creciente demanda de electricidad para el aire acondicionado es uno de los puntos flacos más críticos en el debate energético actual“, dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de IEA. “Con el aumento de los ingresos, la propiedad de aires acondicionados se disparará, especialmente en el mundo emergente. Si bien esto brindará mayor comodidad y mejorará la vida cotidiana, es esencial que se priorice el rendimiento de los sistemas de aire acondicionado“.

El informe identifica acciones políticas clave. En un Escenario de Enfriamiento Eficiente, que es compatible con los objetivos del Acuerdo de París, la AIE encuentra que a través de estrictos estándares mínimos de rendimiento energético y otras medidas como el etiquetado, la eficiencia energética promedio del stock de equipos de aire acondicionado en todo el mundo podría más que duplicarse entre ahora y 2050. Esto reduciría en gran medida la necesidad de construir una nueva infraestructura de electricidad para satisfacer la creciente demanda.

Hacer que la refrigeración sea más eficiente también generará múltiples beneficios, haciéndola más asequible, más seguro y más sostenible, y ahorrando hasta 2.900 b$ en inversión, combustible y costes de operación.

El aumento de la demanda de refrigeración será particularmente importante en las regiones más cálidas del mundo.

En la actualidad, menos de un tercio de los hogares del mundo poseen aire acondicionado. En países como EE.UU. y Japón, más del 90% de los hogares tienen aire acondicionado, en comparación con solo el 8% de los 2.800 millones de personas que viven en las partes más cálidas del mundo.

El problema es particularmente delicado en las naciones de más rápido crecimiento, con el mayor aumento en países cálidos como India, donde la participación del aire acondicionado en la carga máxima de electricidad podría alcanzar el 45% en 2050, frente al 10% actual sin acción. Esto requerirá grandes inversiones en nuevas plantas de energía para satisfacer la demanda pico de energía por la noche, que no se puede cubrir con la tecnología solar fotovoltaica.

Establecer estándares de eficiencia más altos para la refrigeración es uno de los pasos más fáciles que pueden tomar los gobiernos para reducir la necesidad de nuevas centrales eléctricas, y permitirles al mismo tiempo reducir las emisiones y los costes“, dijo el Dr. Birol.

The Future of Cooling es el segundo informe de la IEA que se centra en los “puntos flacos” del sistema energético mundial, siguiendo The Future of Trucks, que se lanzó en julio de 2017. El siguiente en esta serie – The Future of Petro-Chemicals – examinará formas de construir una industria petroquímica más sostenible y se lanzará en septiembre.