EMT pone en marcha estaciones de recarga eléctrica rápida en sus aparcamientos

El Ayuntamiento de Madrid, junto con la Empresa Municipal de Transportes, ha presentado hoy la puesta en marcha de las estaciones recarga eléctrica rápida en su red de aparcamientos. Las instalaciones de Colón, Recuerdo, Jacinto Benavente y Marqués de Salamanca contarán con cinco puntos de recarga rápida que se suman a la actual oferta de puntos de recarga semirrápida y lenta, sumando un total de 86 terminales de carga presentes en 8 aparcamientos de la red de EMT. De esta manera, se pone en marcha la red municipal de postes de recarga rápida en puntos de acceso público, que continuará extendiéndose este año hasta alcanzar una veintena de ubicaciones.

Los usuarios podrán acceder, activar, reservar y pagar la recarga eléctrica a través de la aplicación para smartphones Electro-EMT. Igualmente, la app les permitirá un guiado hasta la estación de carga elegida así como acceder a su historial de recargas y facturas. El servicio parte de una tarifa de 0,30 € por minuto.

Constituyéndose como gestor de carga público, la entidad municipal incorpora la recarga eléctrica a su oferta de nuevos servicios de movilidad. Con el objetivo de adaptarse a las diferentes necesidades de los usuarios en la red de aparcamientos de rotación, disuasorios y de residentes, EMT lidera este proyecto referente para la movilidad eléctrica de la ciudad y jugará un papel clave en el impulso a la utilización de vehículos eléctricos.

Impuso definitivo a la movilidad eléctrica

Además de la constitución de EMT como Gestor de Carga Público, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Plan A y concretamente de la Medida 20, quiere dar un impulso definitivo al desarrollo de la movilidad eléctrica en la ciudad de Madrid con la creación de una red de puntos de recarga rápida, que este año llegará a 20 ubicaciones.

Esta red contemplará aparcamientos gestionados por la EMT, como los cinco presentados hoy, y la renovación de la red de recarga lenta en vía pública por postes de recarga rápida, lo que permitirá mejorar sus prestaciones.

Paralelamente a esta renovación, el Ayuntamiento de Madrid también impulsa la colaboración público privada para el desarrollo de una red de recarga rápida de acceso público. Actualmente, y gracias a la iniciativa de operadores privados la ciudad cuenta ya con cinco estaciones de recarga rápida de vehículos eléctricos de acceso público distribuidas por la ciudad (EESS Alberto Aguilera, EESS La Atalayuela, EESS Avda. de Machupichu, EESS Gas Natural CTM y las Instalaciones de Ciudad del Taxi en Medina de Pomar, 22).

La iniciativa privada es un actor principal en el despliegue de una red de recarga de oportunidad de acceso público para dar cobertura de manera eficiente a todos los usuarios de vehículo eléctrico en todo el ámbito geográfico de la ciudad. El Ayuntamiento de Madrid quiere impulsar el mercado privado de servicios de recarga de vehículos eléctricos y para ello tiene previsto trabajar con operadores privados que permita agilizar el crecimiento de la red en puntos idóneos como estaciones de servicio o centros comerciales y eliminar las barreras iniciales que impiden la entrada de nuevos operadores.

La movilidad eléctrica en Madrid

El tráfico rodado es uno de los principales responsables de la emisión de  contaminantes que deterioran la calidad del aire de la ciudad. Los datos del inventario de emisiones contaminantes a la atmosfera en el municipio de Madrid revelan que es el responsable del 50,4% de las emisiones totales de óxidos de nitrógeno, el 65,9% de las emisiones de partículas en suspensión totales y del 35% de las emisiones directas de gases de efecto invernadero, además de ser el principal responsable de los elevados niveles acústicos que soportan algunas áreas de la ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid, en el marco del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, tiene el objetivo de generar un nuevo modelo de movilidad que contempla como elementos prioritarios la recuperación del espacio público para la movilidad peatonal y ciclista, la promoción del transporte público y la renovación del parque circulante con tecnologías menos contaminantes.

La movilidad eléctrica debe jugar un papel protagonista en la renovación del parque circulante. Para ello, se han puesto en marcha incentivos regulatorios y fiscales destinados a los titulares de vehículos eléctricos como la bonificación del 75 % en la cuota del impuesto de vehículos de tracción mecánica, la exención en la limitación del estacionamiento en el SER a los Vehículos Cero Emisiones, las excepciones a la restricción de la circulación durante episodios de alta contaminación o el libre acceso a las actuales Zonas de Prioridad Residencial y a la futura Área Central Cero Emisiones.

Estas medidas han permitido que Madrid sea un referente nacional en el impulso a la movilidad Cero Emisiones. La región de Madrid ha sido líder, a nivel nacional, en matriculaciones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en 2017 (37,65% del total), en enero se superó la cifra de 7.382 Autorizaciones Cero Emisiones en el servicio de estacionamiento regulado y la ciudad se ha convertido en un laboratorio urbano con 7 proyectos de movilidad eléctrica compartida (Bicimad, eCooltra, Muving, ioScoot, Car2go, eMove y Zity) que ofrecen nuevas soluciones de movilidad a los ciudadanos.

En este sentido se contemplan varias medidas centradas en la renovación del parque, prestando especial atención a grandes flotas de transporte público, a servicios de transporte profesionales, como el taxi, o a la flota de vehículos municipales y medidas destinadas a la renovación del parque de vehículos privados.