En 2015 Iveco Bus produjo más autobuses urbanos propulsados por energías limpias que por diésel

​Por primera vez, los vehículos de este segmento propulsados por energías limpias alternativas al diésel, como el gas natural y la tecnología híbrida eléctrica, han predominado en la producción de Iveco Bus, un 51%.

Los autobuses de gas natural comprimido (GNC) y los híbridos eléctricos producidos en 2015 evitaron la emisión a la atmósfera de 10 t de partículas contaminantes, 100 de NOx y 10.000 t más de CO2.

FuturENERGY
Los autobuses limpios de Iveco Bus dan respuesta ya a todos los desafíos del transporte urbano, como la calidad del aire, el cuidado del entorno y un funcionamiento silencioso, sin que ello suponga un detrimento de las ventajas fundamentales de este medio de transporte, como lo son su versatilidad en el uso y unos bajos costes de explotación.

Iveco Bus dispone de cerca de 2.500 autobuses con este tipo de motorizaciones que circulan por Francia, que suponen el 95% de la flota de GNC del país, a los que se suman otros 3.000 vehículos en algunas de las flotas más importantes de Italia, España, Países Bajos y Grecia, suponiendo más de 5.000 vehículos en circulación. Fuera de Europa, operan 302 vehículos en Baku, capital de Azerbaiyán, mientras que en China 1.400 autobuses con motores Iveco GNC circulan con marcas locales en Pekín y Shanghái.

Los autobuses Iveco Bus GNC son 100% compatibles con el biometano, carburante obtenido a partir de los residuos orgánicos (residuos alimentarios, vegetales, agrícolas y derivados de la industria agroalimentaria y de la restauración). El vehículo GNC garantiza en todo momento un transporte con cero emisiones de CO2.
Gracias a la función “Arrive & Go”, los autobuses totalmente híbridos de Iveco Bus pueden operar en modo eléctrico durante una distancia total de 60 m, (mientras se aproximan a una parada de autobús o a un semáforo en rojo) de una forma silenciosa y libre de emisiones.