Enric Granados 69, calificación energética A

La Casa por el Tejado está acabando uno de sus proyectos más singulares:.

Las nuevas plantas cuarta y quinta del edificio de la calle Enric Granados 69, en el corazón de L’Eixample de Barcelona.

FuturENERGY
¿A qué se debe esta singularidad?

  • A que se trata del primer proyecto diseñado por miba architects con estructura – cerramiento de madera, montado a partir de paneles de dos dimensiones fabricados por nova domus hábitat en taller. A que cuenta con Calificación Energética clase A y verificación de un 60% de ahorro de impactos ambientales, respecto de una intervención convencional, con la herramienta ad-hoc Senda 02_fachada_princdesarrollada por Societat Orgànica.
  • A que presenta innovaciones como la utilización (por primera vez en este tipo de construcción) de paneles minerales colocados en seco, que hacen posible alcanzar una resistencia de dos horas a la propagación de un eventual fuego hacia las fincas vecinas, o a la realización de vigas mixtas, embebidas, de madera y acero laminados que permite disponer de forjados (la estructura que separa dos plantas) de resistencia máxima y espesor mínimo.16_montaje
  • A que consigue, en una parcela muy estrecha, espacios luminosos, vistas largas, ventilación cruzada… recuperando criterios tradicionales del diseño de las plantas de los edificios de L’Eixample pero, a la vez, adaptándolos a las exigencias contemporáneas.
  • A que genera más energía renovable que la exigida por la normativa, planteándose con ello una forma de acercarse al cumplimiento de las obligaciones de las Directivas Europeas para los edificios nuevos en 2020 (consumo energético y emisiones de efecto invernadero casi nulas, NZEB según su sigla en inglés).18_montaje
  • Además, como es habitual en los Proyectos de la Casa por el Tejado, el edificio existente (una finca centenaria) se beneficia de la rehabilitación de su fachada, la renovación de sus zonas comunes, la instalación de un ascensor y, con ello, de la revalorización inmobiliaria.
  • Cambia la vida de los vecinos que ya vivían en el edificio, con un edificio puesto al día. Cambia también la de quienes se suman a él, con viviendas nuevas en el centro de la ciudad. La intervención, asimismo, ayuda a consolidar el barrio porque mejora el paisaje, se actualizan los edificios, se cubren las medianeras, se incorpora vegetación en las cubiertas…21_montaje

La obra de sobreelevación del edificio comenzó el 1 de noviembre de 2015, con el montaje de los paneles de la planta cuarta. Una semana después, siempre en domingo debido a que es el día en que se permite el corte de la calle que implica la descarga e izado de elementos constructivos, se completó la planta quinta. Desde entonces y hasta mediados de marzo, es decir en poco más de cuatro meses, se lleva a cabo el completamiento de la construcción nueva (instalaciones, carpinterías, revestimientos, sanitarios, mobiliario fijo, etc.).

Antes de la instalación de los paneles, naturalmente, fue necesario preparar la terraza del edificio existente para recibir la sobrelevación fabricada en taller (remoción de algunos elementos de cubierta y medianeras, realización de una estructura de transición, previsión de conexiones de instalaciones, etc.). Este proceso, simultáneo con la fabricación de paneles, demoró dos meses. Y a lo largo de todo este tiempo, naturalmente, tienen lugar las obras de rehabilitación de la finca existente.14_montaje

De esta forma, a partir de contar con la licencia de obras y el proyecto completo, la duración total de la obra de sobreelevación es de seis meses (dos de trabajos previos en el edificio y fabricación de paneles en taller, más cuatro de montaje y tareas en el lugar).

Si bien se trata de menos de la mitad de lo que duraría una construcción convencional, actualmente La Casa por el Tejado estudia la manera de acortar más estos plazos, mediante la ejecución en taller  algunas de las tareas que se realizaron en obra. También se investiga cómo reducir los costes de algunos elementos constructivos, para hacer que la construcción industrializada sea aún más competitiva.

Tiempo es dinero, se dice habitualmente, pero en estos casos habría que agregar que también es hacer más agradable la vida de los vecinos mientras duran las obras de mejora y completamiento en sus edificios.