EspaiZero gana el premio al mejor proyecto de energía que otorga la Asociación de Ingenieros de Energía de España

El EspaiZero, el primer centro de trabajo 100% autosuficiente energéticamente en toda España, creado por la ingeniería Wattia Innova para fomentar el autoconsumo energético, ha ganado el premio al mejor proyecto de energía que otorga la Asociación de Ingenieros de Energía de España. Este reconocimiento forma parte de los Premios AEE de reconocimiento a la excelencia en materia energética que se entregaron en el I Congreso de Ingeniería Energética – IENER’18.

Los premios tienen como propósito reconocer la excelencia del trabajo de profesionales, organizaciones y empresas por parte de los compañeros y otros profesionales de la industria de la energía. EspaiZero ha sido reconocido por su calidad y enfoque hacia la innovación en el uso de fuentes de energía y en el impacto en la reducción de consumo y emisiones contaminantes.

Foto-Franc-Comino,-CEO-de-Wattia-y-Webatt-en-el-centro-con-representantes-de-l'AEEConsumo energético cero y show-room

Inaugurado en 2013 en Olot (Cataluña), EspaiZero ha demostrado que con la aplicación de una relación de medidas de ahorro energético, fuentes renovables eficientes y un sistema de automatización que lo gestione correctamente, se puede conseguir un consumo energético cero. Paralelamente, EspaiZero funciona como un laboratorio vivo y en constante evolución donde se experimenta, se obtienen datos precisos a tiempo real a través de una multitud de sensores y se reafirman.

Como consecuencia de su carácter pionero a nivel europeo, EspaiZero ha recibido ya más de 2.400 visitas en los últimos dos años de autoridades, empresas, escuelas o particulares interesados en conocerlo, llegando incluso a recibir visitas de la UNESCO y GreenPeace que certificaron EspaiZero com una experiencia única en Europa.

Geotermia, placas solares y almacenamiento

EspaiZero cuenta con geotermia para la producción de energía térmica. Para la generación de energía eléctrica se ha instalado un sistema solar fotovoltaico dimensionado para que EspaiZero pueda llegar a ser autónomo todo el año. La energía eléctrica producida se consume al momento de ser producida y se almacena el sobrante en baterías para que se pueda utilizar cuando haga falta. Durante la noche y días nublados, las baterías abastecen EspaiZero de energía eléctrica. Si se diese el caso que no hubiese producción solar, las baterías dan una autonomía de varios días al edificio para su normal funcionamiento.

A parte de la acumulación de energía eléctrica, el edificio dispone de un sistema de almacenamiento de energía térmica, en las llamadas pilas de agua, que hace que se pueda producir energía térmica cuando sea gratuito o más económica y consumirla cuando sea necesario.

El modelo EspaiZero en los hogares de la mano de Webatt

La ingeniería Wattia Innova se ha aliado con la empresa distribuidora y comercializadora de energía eléctrica, Bassols Energía, para fundar en 2017 la empresa Webatt Energía, compañía dedicada a la comercialización de equipos de autoconsumo eléctrico sonnen para los hogares. “El objetivo de Wattia siempre ha sido conseguir que todos los ciudadanos puedan tener un EspaiZero en su casa y con Webatt esto ya empieza a ser una realidad”, según Franc Comino, ingeniero eléctrico, CEO de Wattia y de Webatt.

Webatt, que se ha propuesto ser el catalizador de la transición energética en España, es el único distribuidor sonnen gold partner en España y Andorra. El grupo alemán sonnen es líder mundial en fabricación de baterías inteligentes y ya dispone de 35.000 equipos instalados en todo el mundo.

Estos equipos permiten almacenar la energía solar durante el día, especialmente durante el mediodía que es el momento de mayor radiación solar, para consumirla cuando sea necesaria. De esta forma, los hogares particulares pueden ser energéticamente más independientes con una energía limpia 100% renovable que no depende de combustibles fósiles y ahorrar más de un 80% en el coste de la energía.

Los equipos disponen de un algoritmo que gestiona de forma inteligente la batería y que permite cubrir, desde necesidades parciales, porque el sistema sea eficiente, hasta el 100% de la energía. Los equipos sonnen tienen una vida útil de 25 años, no necesitan mantenimiento y requieren de una inversión que oscila entre los 6.000 y los 15.000 euros.