España ve imprescindible aumentar las interconexiones para avanzar en el mercado único energético

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, acudió ayer 26 de junio al Consejo de Ministros de Energía de la Unión Europea celebrado en Luxemburgo, donde los Estados Miembros adoptaron una posición común sobre las dos propuestas de Directivas en materia de eficiencia energética y repasaron la situación del resto de propuestas del llamado Paquete de Invierno. A petición de España y Portugal, se incluyó un debate específico sobre el estado de las interconexiones en el mercado interior y su papel en el Paquete de Invierno.

En cuanto a la propuesta de Directiva de Eficiencia Energética, Álvaro Nadal se refirió al potencial de la eficiencia energética para alcanzar los objetivos de energía y clima, señalando que este potencial no está siendo plenamente explotado y que para ello deben eliminarse todas las barreras normativas y contables que actualmente frenan las inversiones a largo plazo en eficiencia energética.

FuturENERGY
 

Nadal defendió la necesidad de que la propuesta no desincentive la adopción de programas de eficiencia energética y las inversiones a largo plazo, como las necesarias en el ámbito de la renovación de edificios en el periodo 2018 a 2021, un punto que fue apoyado por un número importante de Estados Miembros.

Como resultado de las negociaciones, la posición común finalmente adoptada en el Consejo, tras un intenso debate, permite un reconocimiento más justo a las inversiones en eficiencia acometidas en el periodo 2018-2021, lo que facilita nuevas inversiones a largo plazo de aquí a 2021.

Interconexiones energéticas

En cuanto al punto de interconexiones introducido a instancias de España y Portugal, el ministro Nadal se refirió a la necesidad de adoptar medidas urgentes dentro de este paquete para potenciar las interconexiones, de modo que el objetivo de interconexiones se sitúe en posición de igualdad con el resto de objetivos de energía y clima. Se remitió a las conclusiones del Consejo Europeo de 2014, que afirman que la transición energética hace imprescindible aumentar el grado de interconexión con el resto de la Unión Europea para permitir la integración de un nivel creciente de energías renovables en el sistema eléctrico.

El ministro señaló también que un verdadero mercado interior de la energía solo resultará posible si existe un nivel elevado de interconexiones con los países vecinos. Y defendió, por último, la adopción de medidas urgentes y vinculante con un tratamiento específico y prioritario de los proyectos necesarios para aumentar el nivel de interconexión de los países que se encuentran por debajo del objetivo de interconexiones del 10%, como es el caso de España.