Estaciones de recarga rápida made in Euskadi para vehículos eléctricos

Un consorcio de seis empresas vascas desarrollará una solución tecnológica pionera que permitirá contar en un futuro próximo con novedosas estaciones de recarga rápida totalmente desarrolladas en Euskadi para los vehículos eléctricos. Ingeteam (líder del proyecto), EDS, Iberdrola Clientes, Ibil, ZIV y el Clúster de Energía han puesto en marcha el proyecto Azkarga, que cuenta con el apoyo del Gobierno Vasco a través del programa Etorgai.

Los socios que componen Azkarga han organizado hoy en la torre Iberdrola de Bilbao una jornada titulada ‘Recarga rápida: nuevo impulso al vehículo eléctrico’ en la que se ha presentado el proyecto y se han abordado los retos del vehículo eléctrico.

FuturENERGY
Azkarga pretende ofrecer una solución a uno de los obstáculos que impiden la extensión del uso de los vehículos eléctricos: la escasez de puntos de recarga rápida para las baterías.

Basándose en la unión de las capacidades de las empresas que componen el consorcio, el proyecto desarrollará una innovadora estación de recarga con la que se espera favorecer la implantación masiva del coche eléctrico en el parque mundial de flotas urbanas. Los puntos de recarga rápida, también conocidos como electrolineras, permiten cargar las baterías en breve periodo de tiempo. El establecimiento de una red de electrolineras se considera un requisito indispensable para que se popularice el uso de los coches eléctricos, ya que permitiría a los usuarios recargar su vehículo.

El proyecto está desarrollando una solución novedosa de recarga rápida, inteligente, flexible y gestionable. Para ello, en Azkarga se investigarán y desarrollarán tecnologías en los ámbitos de la carga, las comunicaciones, la gestión energética y las tarificaciones asociadas.

La mayor parte de las electrolineras instaladas hasta la fecha son puntos de recarga lentos. Este proyecto pretende desarrollar un punto de recarga rápida capaz de cargar totalmente una batería en menos de 20 minutos. Entre otros avances, Azkarga también busca aumentar la disponibilidad de las electrolineras en un 300%, gracias a que posibilitará una implantación masiva, inteligente y eficiente de estos puntos de recarga y de su red de gestión asociada.

El resultado será un producto final realizado íntegramente en el País Vasco que contará con tecnología puntera a nivel mundial. Este proyecto, que se puso en marcha recientemente, concluirá a finales de 2016 y está dotado con un presupuesto de 4 millones de euros, financiados en parte a través del programa Etorgai.

El proyecto cuenta con el apoyo de un comité asesor compuesto por representantes de las empresas Renault, BMW, Seat y Nissan.

Azkarga no solo ayudará a posicionar a la industria vasca en el ámbito del automóvil eléctrico, un sector en el que se prevé un crecimiento importante en los próximos años, sino que en la medida en que impulse el uso del vehículo eléctrico contribuirá también a reducir el consumo de combustibles fósiles y sus efectos sobre el medioambiente.

En la jornada celebrada en Bilbao hoy, se ha presentado el proyecto, se ha hablado sobre la situación actual de la tecnología de recarga rápida, se ha analizado el potencial de implantación de la recarga rápida y se ha valorado su impacto en el despegue del mercado

La jornada ha contado con la participación del Viceconsejero de Industria y Energía del Gobierno Vasco, Javier Zarraonaindia; el subdirector general de Calidad y Seguridad Industrial del ministerio de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Prieto; la Asociación Noruega del Vehículo Eléctrico y los principales fabricantes de vehículo eléctrico como BMW, Nissan, Renault o Volkswagen, además de las empresas que componen Azkarga.