Europa lidera la transición energética limpia: la Comisión acoge con satisfacción el ambicioso acuerdo sobre el futuro desarrollo de la energía renovable en la UE

El pasado 14 de Junio se alcanzó un ambicioso acuerdo político sobre el aumento del uso de la energía renovable en Europa, entre los negociadores de la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeos. El acuerdo significa que dos de las ocho propuestas legislativas del Paquete Energía Limpia para Todos los Europeos (adoptado por la Comisión Europea el 30 de noviembre de 2016) ya han sido acordadas por los colegisladores. El 14 de mayo, se adoptó el primer elemento del Paquete, la Directiva sobre Rendimiento Energético de los Edificios. Por lo tanto, el progreso y el impulso para completar la Unión Energética ya está en marcha y el trabajo iniciado por la Comisión Juncker, bajo la prioridad “una Unión Energética resiliente y una política de cambio climático con visión de futuro” está cumpliendo sus promesas.

El nuevo marco regulatorio incluye un objetivo vinculante de energía renovable para la UE para 2030 del 32% con una cláusula de revisión al alza para 2023. Esto contribuirá en gran medida a la prioridad política de la Comisión expresada por el presidente Juncker en 2014 para que la Unión Europea se convierta en el número uno mundial en renovables. Esto permitirá a Europa mantener su papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático, en la transición energética limpia y en el cumplimiento de los objetivos establecidos por el Acuerdo de París. Las normas acordadas también sirven para crear un entorno propicio para acelerar la inversión pública y privada en innovación y modernización en todos los sectores clave.

El Comisario de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete, dijo: “Las energías renovables son buenas para Europa, y hoy Europa es buena en energías renovables. Este acuerdo es una victoria duramente ganada en nuestros esfuerzos por descubrir el verdadero potencial de la transición energética limpia de Europa. La nueva ambición nos ayudará a cumplir nuestros objetivos del Acuerdo de París y se traducirá en más empleos, menores facturas energéticas para los consumidores y menos importaciones de energía. Estoy particularmente satisfecho con el nuevo objetivo europeo del 32%. La naturaleza vinculante del objetivo también proporcionará más certeza para los inversores. Pido al Parlamento Europeo y al Consejo que continúen negociando con el mismo compromiso y completen el resto de las propuestas del Paquete Energía Limpia para Todos los Europeos. Esto nos pondrá en el camino correcto hacia la estrategia a largo plazo que la Comisión tiene la intención de presentar a finales de este año“.

Logros principales

Se establece un nuevo objetivo vinculante de energía renovable para la UE para 2030 del 32%, incluida una cláusula de revisión para 2023 para una revisión al alza del objetivo a nivel de la UE.

• Mejora el diseño y la estabilidad de los planes de apoyo para las energías renovables.
• Brinda una racionalización y reducción real de los procedimientos administrativos.
• Establece un marco regulatorio claro y estable sobre el autoconsumo.
• Aumenta el nivel de ambición para los sectores de transporte y calefacción / refrigeración.
• Mejora la sostenibilidad del uso de la bioenergía.

Próximos pasos

Tras este acuerdo político, el texto de la Directiva deberá ser formalmente aprobado por el Parlamento y el Consejo Europeos. Una vez respaldados por ambos colegisladores en los próximos meses, la Directiva sobre Energías Renovables actualizada se publicará en el Diario Oficial de la Unión y entrará en vigor 20 días después de su publicación. Los Estados miembros deberán transponer los nuevos elementos de la Directiva a la legislación nacional 18 meses después de su entrada en vigor.

Antecedentes

La Directiva de Energías Renovables es parte integrante de la implementación de las prioridades de la Comisión Juncker para construir “una Unión Energética resiliente y una política de cambio climático con visión de futuro”. La Comisión quiere que la UE lidere la transición energética limpia. Por este motivo, la UE se ha comprometido a reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% para 2030, al tiempo que moderniza la economía de la UE y genera empleo y crecimiento para todos los ciudadanos europeos.

Al hacerlo, la Comisión se guía por tres objetivos principales: poner la eficiencia energética en primer lugar, lograr el liderazgo mundial en energías renovables y proporcionar un trato justo para los consumidores. Al impulsar la energía renovable, que se puede producir a partir de una amplia variedad de fuentes, incluidas la eólica, solar, hidroeléctrica, mareomotriz, geotérmica y biomasa, la UE reduce su dependencia de los combustibles fósiles importados y hace que su producción de energía sea más sostenible. La industria de la energía renovable también impulsa la innovación tecnológica y el empleo en toda Europa.

La UE ya ha adoptado una serie de medidas para fomentar la energía renovable en Europa. Entre ellas se incluyen:

• La Directiva de Energías Renovables de la UE de 2009 estableció un objetivo vinculante de un 20% de consumo de energía final a partir de fuentes renovables para 2020. Para lograrlo, los países de la UE se han comprometido a alcanzar sus propios objetivos nacionales de energías renovables. También se requiere que cada uno de ellos tenga al menos el 10% de sus combustibles de transporte provenientes de fuentes renovables para 2020.
• Todos los países de la UE han adoptado Planes de Acción nacionales de energía renovable que muestran qué acciones pretenden llevar a cabo para alcanzar sus objetivos de energías renovables.