EWEA califica de inadecuada la subasta eólica y duda que España pueda cumplir los objetivos europeos a 2020

La subasta de 500 MW eólicos celebrada la semana pasada en España fue demasiado pequeña para satisfacer la demanda y el país corre el riesgo de no cumplir los objetivos de 2020 en materia de renovables, según un comunicado emitido por EWEA, la Asociación Europea de Energía Eólica.

EWEA explica que la subasta no tuvo una fase de precalificación, fundamental para establecer la viabilidad técnica y financiera de los proyectos. “Sin criterios rigurosos de precalificación, no hay garantías de que los promotores sean capaces de desarrollar los proyectos”, añade.

En opinión de Giles Dickson, consejero delegado de la asociación europea, “por desgracia, esta primera subasta envía las señales equivocadas al mercado. Había demasiados proyectos compitiendo por demasiado poca potencia”. A su juicio, “las subastas bien diseñadas deben incluir requisitos de precalificación para asegurar que los adjudicatarios pueden instalar sus proyectos. Sin este elemento vital, el Gobierno convierte la subasta en una lotería. Es un ejemplo de malas prácticas y el resultado es que el Gobierno está fallando en proporcionar a los promotores el grado adecuado de apoyo. Sin claridad sobre cuándo tendrá lugar la próxima ronda de subastas, la industria no tiene suficiente visibilidad para tomar decisiones de inversión futuras”.

El comunicado indica que la Comisión Europea ya señaló a España en 2015 como uno de los países que más necesita trabajar para cumplir los compromisos europeos en materia de consumo procedente de fuentes renovables de cara a 2020, que son vinculantes. Según Dickson, “esto es motivo de preocupación”.