Fomento de las energías renovables en el marco de la Reforma Energética: el caso de la energía eólica

En México los recursos naturales juegan un papel preponderante para la política energética, debido a que permiten generar electricidad, diversificar la matriz energética y contribuir a la seguridad energética de una manera sustentable.

En agosto de 2014, se publicaron las leyes secundarias de la reforma energética, las cuales consideraron la creación y modificación de 21 leyes. Para el sector eléctrico, destacan cuatro elementos que impulsarán a las energías limpias.

the business booster

Primero, la nueva Ley de la Industria Eléctrica, establece la obligación de crear un mercado mayorista de electricidad, con el propósito de que haya competencia en la generación para asegurar que las tarifas eléctricas sean más competitivas, en beneficio de los consumidores. Segundo, la obligación de tener un porcentaje mínimo de energías limpias, a través de los denominados Certificados de Energías Limpias, con lo cual se asegura que el portafolio de generación en el país alcanzará el objetivo establecido para el 2024, “35% de la generación deberá ser no fósil”. Tercero, para asegurar la correcta operación del mercado y el cumplimiento del portafolio de generación limpia, la reforma energética también determinó la creación de un operador del sistema independiente. Finalmente, para impulsar un recurso del cual México tiene una dotación extraordinaria, se diseñó una ley específica para la promoción y aprovechamiento de la energía geotérmica.

Leonardo Beltrán Rodríguez
Subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía (SENER)

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2015