Gamesa inaugura un prototipo ‘offgrid’ pionero para suministrar energía en zonas remotas sin acceso a la red

Gamesa inauguró ayer en La Muela (Aragón) un prototipo ‘offgrid’ de suministro eléctrico en ubicaciones remotas sin acceso a la red eléctrica, como islas, minas o determinadas zonas rurales. Este sistema es pionero por la combinación, con una potencia total instalada superior a 2 MW, de cuatro tecnologías: energía eólica, solar, generación diésel y baterías de almacenamiento energético.

Al acto de inauguración, celebrado en La Muela (Aragón), han acudido el Director General de Industria, Víctor Audera, el Director General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Alfonso Gómez, la Directora General de Industria, Energía e Innovación del Gobierno de Navarra, Yolanda Blanco, y el alcalde de La Muela, Adrián Tello. Por parte de Gamesa han asistido su Presidente, Ignacio Martín, el Director General Corporativo, José Antonio Cortajarena, y el Director General de Desarrollo de Negocio, David Mesonero, entre otros directivos de la compañía.

FuturENERGY
Ignacio Martín, Presidente de Gamesa, ha subrayado: “el desarrollo de este sistema representa un paso más en el objetivo de Gamesa de dar respuesta a las necesidades energéticas de manera sostenible. En la actualidad, más de 1.200 millones de personas carecen de acceso a la electricidad. Áreas rurales de India, el sudeste asiático o África, islas como Haití, Indonesia o Filipinas, y otras zonas remotas del planeta -como selvas o desiertos- podrán beneficiarse de estas aplicaciones ‘offgrid’ que permiten generar energía de manera más barata y limpia”.

Este prototipo ‘offgrid’ es el primero del mercado que, con una potencia total instalada de más de  2 MW, permite una combinación ad hoc de cada una de las tecnologías instaladas en función de los requisitos específicos del proyecto, con el objetivo de generar energía minimizando el consumo de diésel. Asimismo, el prototipo incluye un software de control desarrollado por Gamesa para facilitar la integración de las tecnologías.

En concreto, el prototipo inaugurado hoy combina un aerogenerador G52-850 kW con 816 módulos fotovoltaicos (245 kWp) y tres generadores diésel de 222 kW (666 kW). Está previsto que durante el verano se incorpore una batería con capacidad de almacenaje de 500 kWh / 500 kW. Este prototipo generaría energía suficiente para abastecer las necesidades de 400 familias.

“La entrada de Gamesa en el sector offgrid supone un nuevo reto tecnológico y un potencial nicho de mercado, ya que las perspectivas de desarrollo de esta tecnología rondan los 1.200 MW en los próximos años. La ventaja de nuestro sistema se basa en su flexibilidad para adaptarse de manera personalizada a las necesidades de los clientes, aumentando, reduciendo o suprimiendo la capacidad de cada una de las tecnologías”, ha explicado David Mesonero.

Además de esta personalización del sistema, basado en el conocimiento de la cadena de valor eólica, Gamesa también ofrece una solución offgrid llave en mano, que incluye los servicios de construcción, puesta en marcha y operación y mantenimiento de la instalación.

Esta incursión en el segmento ‘offgrid’ se enmarca dentro de la voluntad desarrollada en el Plan de Negocio 2015-2017 para explorar oportunidades en negocios complementarios con la industria eólica, como el solar y el ‘offgrid’, que pueden añadir valor a la compañía a partir de 2018.

Cabe destacar que la compañía cuenta con experiencia previa en este tipo de instalaciones, ya que en 2007 instaló un proyecto en la isla de Galápagos (Ecuador) que combina tres generadores diésel y tres turbinas.