IBC SOLAR presenta una solución para el riego agrícola

IBC SOLAR AG, uno de los proveedores líderes mundiales de sistemas fotovoltaicos, brinda a los agricultores la oportunidad de cambiar a un suministro de agua no tóxico, económico y fiable. Así, pueden sustituirse los costosos generadores diésel de elevado mantenimiento por un sistema fotovoltaico conectado al IBC PumpController. A su vez, este sistema puede conectarse a las bombas de agua existentes por medio de un convertidor de frecuencia de Siemens. De esta manera, los sistemas de riego existentes pueden modificarse fácilmente para usar un suministro energético mucho más eficiente y económico.

Para la conversión, se conservan tanto las bombas existentes como la infraestructura de riego completa y solo se reemplaza el generador diésel por un sistema fotovoltaico. La solución IBC PumpController combinada con un sistema fotovoltaico está estructurada según conceptos de estandarización y modularización, y cumple con el compromiso de calidad global de IBC SOLAR.

IBC SOLAR solo emplea componentes estándar, ya que su mantenimiento y sustitución son más sencillos. El convertidor de frecuencia Sinamics S120, con el MPPT (Maximum Power Point Tracking) de Siemens incluido e instalado en el IBC PumpController, garantiza la obtención de la máxima potencia a partir del generador fotovoltaico.

Sustitución del costoso diésel por la fiable energía solar

Los agricultores que cambien a una solución con sistema de energía solar notarán inmediatamente sus ventajas. El combustible diésel es caro, su transporte y almacenamiento implican riesgos y, como fuente de energía, no es eficiente en términos de costes, ya que, en muchos países, su coste de importación está subvencionado por el gobierno. Por el contrario, la energía solar es una fuente de energía fiable y económica para el sector agrícola, especialmente en las zonas con una mayor demanda de agua.PumpController-Namibia_baja

Es más, la demanda de suministro energético y la de agua se complementan a la perfección, ya que suele necesitarse más agua tras los días soleados; esto es, justo después de que los depósitos de agua se hayan llenado gracias a la energía solar. Además, una vez instalado, el sistema fotovoltaico solo requiere unos costes mínimos de mantenimiento.

Plantas piloto con amortización de los costes en 3 años

Una planta piloto instalada en una granja de Namibia está demostrando las prácticas funciones de esta solución desde junio de 2015. En esta planta, se sustituyó permanentemente un generador diésel de 11 kVA por un sistema fotovoltaico de IBC SOLAR con una potencia máxima de 17,7 kWp y un IBC PumpController. Esta conversión ha permitido el riego por goteo del terreno de cultivo de forma respetuosa con el medio ambiente y –sobre todo– fiable, así como un ahorro de 30 litros de diésel al día. «La inversión en esta solución de bomba accionada por energía solar se amortiza en 3 años», explica Dieter Miener, Technical Applications Engineer de IBC SOLAR.

IBC SOLAR incluirá 10 clases de rendimiento de entre 3 y 90 kW para esta solución en su gama de productos. Gracias a las experiencias positivas logradas en Namibia y otros países, IBC SOLAR ofrece ahora esta solución en los mercados objetivo de África y Latinoamérica a través de sus empresas asociadas. Además de en terrenos agrícolas, esta solución también puede utilizarse en los sectores de piscicultura, de tratamiento de aguas residuales o de turismo.